Archivo

Profeco es represiva, acusan hoteleros

10 febrero 2014 5:17 Última actualización 24 julio 2013 16:49

[Profeco] 


Claudia Alcántara

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), Armando de la Cruz Uribe aseguró que la suspensión comercial impuesta por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a 15 hoteles –principalmente de cadena-, en la Ciudad de México, por supuestas "prácticas abusivas" representa una actitud represiva de la autoridad, que no ayuda al desarrollo empresarial, ni de la actividad turística.
 
Expresó que la actitud de la Profeco “intenta parecer” que protege al consumidor, sin embargo, no es así ya que este tipo de operativos únicamente se realizan en épocas de vacaciones.
 
“Está tomando una actitud represiva, que nada ayuda al buen desarrollo empresarial, intenta  parecer que está preocupada por la salud económica de los turistas; los 15 hoteles que se les puso sello de clausura, no están clausurados”; afirma Armando de la Cruz Uribe.
 
El empresario resaltó que los hoteleros no han caído en abusos en los precios, y prueba de ello, es que no existen quejas interpuestas por huéspedes.
 
Dijo que el daño a las unidades no sólo es económico, sino también de imagen, porque hace ver a los hoteles en suspensión como “abusivos”.

En los operativos de inspección se impusieron sellos a los hoteles Presidente Chapultepec, María Isabel Sheraton, dos de la cadena Marriot, Hilton, W México City, dos Fiesta Americana, Del Ángel, Del Bosque, Habita, Emporio, K Royal, Hampton Inn y Lafayette.
 
Las acciones aplicadas se derivaron de las siguientes irregularidades:
 Violación a la Norma Oficial Mexicana NOM-174-SCFI-2007

No exhibir tarifas de hospedaje en montos totales
  Aplicar costos indebidos
 Carecer de información a la vista del consumidor de días y horarios de atención, así como lo referente al reembolso.
 
En el caso del hotel NH, ubicado en el centro de la ciudad, personal de la empresa se negó a prestar las facilidades para llevar a cabo las acciones de verificación, por lo que se inició proceso administrativo que podría derivar en sanción económica, explicó Profeco.
 
En un comunicado, JW Marriott Ciudad de México, explicó que el día de ayer por la tarde, el hotel junto con varios más, recibieron sellos de suspensión por parte de Profeco.
 
En el caso de nuestro hotel, dijo, se emitieron dichos sellos debido a que se presentaron los costos de nuestro servicio de banquete y de lavandería con el IVA separado y no en una sola exhibición.
 
Enfatizó que los sellos no afectan el funcionamiento del hotel o la atención hacia los huéspedes. "En este momento estamos atendiendo las recomendaciones del Organismo, haciendo las adecuaciones necesarias tanto a la lista de precios de banquetes como de lavandería, con el IVA incluido para dar cumplimiento conforme a la ley”.
 
Por su parte, el W Mexico City a través de Aletia Salas, su directora de relaciones públicas de México y Centroamérica de Starwood, señaló que la procuraduría realizó algunas “observaciones administrativas” las cuales estarán siendo subsanadas a la brevedad.
 
“Nuestro compromiso es cumplir las expectativas del organismo regulador y al mismo tiempo continuar ofreciéndoles a nuestros clientes el servicio que nos caracteriza.” El hotel, resaltó, está operando normalmente.