Archivo

PRI: de ser necesario, habrá cambios a la Constitución

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 24 julio 2013 6:30

[Cuartoscuro]


 
 
Fernando Ramírez de Aguilar
 
 
Convencido de que no habrá ruptura entre los integrantes del Pacto por México, pese al intenso debate que generan las reformas en puerta, César Camacho Quiroz, presidente nacional del PRI, afirmó que deben construirse los consensos para aprobar la mejor reforma energética que convenga al país.
 

Y lanzó: “y si eso implica hacer una reforma constitucional para reactivar la industria petrolera, pues hagámosla”.
 

En entrevista con EL FINANCIERO, el político mexiquense aclaró que no pretende adelantar si se necesita o no una reforma constitucional ya que se requiere del análisis que tendrán que hacer los legisladores de todos los signos partidarios, pero enfatizó “debemos buscar una reforma energética amplia, que no quede chica”.
 

Explicó que hay un candado jurídico-aritmético que dice que las reformas a la Constitución requieren de la aprobación de dos terceras partes de los diputados y senadores que conforman el Congreso de la Unión, además de un mínimo de 17 entidades federativas, “y por eso digo que el consenso hay que construirlo”.
 

El petróleo y los hidrocarburos, subrayó, son y seguirán siendo propiedad de los mexicanos, sólo que se debe tener una nueva manera de explotarlos.
 

“Tenemos que modernizar la gran empresa pública que es Pemex, sin dejar de ser muy mexicana la industria, además de que es saludable y necesario financieramente hablando contar con capital privado para impulsar algunos aspectos de la vida productiva de Pemex y lograr que esos beneficios que deja la renta petrolera”, explicó Camacho Quiroz.
 
Dijo que Pemex necesita de inversiones del capital privado para seguir creciendo y por ello es necesario hacer una reforma que le permita no sólo crecer, sino también expandirse y reinvertir en infraestructura que permitirá abatir los costos de los energéticos, y disponer de recursos suficientes para financiar una política social de largo alcance.
 
Acuerdos en paralelo
 
 
Reveló que como líder de partido intentará convencer a los integrantes del PAN y del PRD en el Pacto por México para que la reforma política se discuta de manera paralela a la energética y la fiscal, no antes ni después.
 
 
Las reformas política, energética y fiscal tienen su propia problemática y complejidad, por lo que lo más conveniente será que las tres corran en paralelo, cada una en su propio carril, y no tratar de que salga una y después las otras, pues eso conllevaría a diferir más tiempo la reforma fiscal y energética.
 
 
Además hay que respetar los plazos que fija de manera autónoma el propio Congreso de la Unión. “Y hay que recodar que los consensos se construyen, no se imponen”, indicó Camacho Quiroz.
 
 
Admitió que tanto para el presidente Peña como el PRI ésta es la prueba de fuego del Pacto por México y confían en que se puedan lograr los acuerdos por consenso y sin ruptura, pues lo que está en juego es el futuro del país.
 
Camacho Quiroz dijo que el Pacto por México ha superado, hasta ahora, todo tipo de escollos por la generosidad, madurez y voluntad de los partidos políticos.
 
“El Pacto es un instrumento político eficaz, tiene vida, tiene materia y tiene calendarios y está atendiendo los temas que configuraron su agenda”, indicó.
 
 
Iniciativas preferentes
 

Reveló que como una muestra del respeto a los acuerdos que se logren en el seno del consejo rector del Pacto, el Presidente Enrique Peña Nieto está dispuesto a no usar las dos iniciativas preferentes a las que tiene derecho en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión.