Archivo

Prevén reforma fiscal con ajuste gradual

07 febrero 2014 3:45 Última actualización 04 septiembre 2013 5:49

[Banamex estima que recaudación podría aumentar entre 0.6 y 0.8 puntos del PIB / Bloomberg]


 
Eduardo Jardón
 
 
La reforma fiscal será un proceso que tardará algunos años en concretarse, por lo que las medidas que se implementarán a partir del próximo año podrían elevar la recaudación en apenas un monto de entre 0.6 y 0.8 por ciento del PIB.
 
 
Analistas de Banamex contemplan en su escenario de reforma fiscal un incremento en los ingresos tributarios de 6 por ciento del PIB en un periodo de siete años. Este aumento es acorde con los costos estimados para la reforma en seguridad social.
 
 
Se prevén modificaciones relativamente pequeñas a partir de 2014, que aumentarán en los siguientes años.
 
 
“Más que un programa económico que incluya la reforma fiscal para el próximo año, se podría tratar de una iniciativa de reforma fiscal que durará varios años y que incluiría el programa económico para 2014”, apuntaron Sergio Luna y Arturo Vieyra en un reporte.
 
 
Según los economistas, los ingresos tributarios adicionales provendrán principalmente de una ampliación de la base gravable. La columna vertebral del esfuerzo recaudatorio será en el ISR.
 
 
Por una parte, se estima la eliminación del IETU disminuirá los ingresos fiscales en 0.3 por ciento del PIB, pero también se prevé que se destituyan las exenciones fiscales, lo que generará ingresos adicionales de entre 0.4 y 0.6 por ciento del PIB en el segmento empresarial y de 0.24 por ciento del PIB proveniente de las personas físicas de mayor ingreso.
 
 
En el caso de IVA se prevé una tasa de 2 por ciento en los alimentos procesados, lo que generaría ingresos adicionales por 0.07 por ciento del PIB.
 
 
Los analistas destacaron que los principales desafíos de México en materia fiscal tienen que ver con la alta dependencia de los ingresos provenientes de la actividad petrolera y de la recaudación ineficiente.
 
 
En el año anterior, los ingresos petroleros fueron equivalentes a 7.6 por ciento del PIB, mientras que los tributarios no petroleros fueron de 9.8 por ciento.
 
 
Además, en las dos últimas décadas los esfuerzos recaudatorios no se han reflejado en resultados positivos, ya que los ingresos tributarios no petroleros muestran una caída de 0.3 por ciento del PIB.
 
 
Para Banamex, no se debe pasar por alto el tema del federalismo y la evasión fiscal en las medidas que se implementarán para elevar la recaudación.
 
 
También se requiere una estructura fiscal federal más simple, con menos exenciones y regímenes especiales, lo que facilitará la administración fiscal y facilitaría el combate a la informalidad.
 
 
El gobierno estima que en este año dejará de recaudar 3.87 por ciento del PIB, unos 643 mil millones de pesos, por los distintos beneficios fiscales que integran el Presupuesto de Gastos Fiscales 2013.