Archivo

Prevén empeore mala calidad en celulares

12 febrero 2014 4:24 Última actualización 15 mayo 2013 7:15

[Cuartoscuro] Creciente demanda en TV, Internet y telefonía rebasa la infraestructura. 


 
Adrián Arias
 
La calidad de los servicios de telecomunicaciones se ha convertido en un dolor de cabeza para algunos usuarios y en los próximos años podría empeorar.
 
La razón es simple: las inversiones en infraestructura en telecomunicaciones han bajado -sobre todo en 2012- y el número de usuarios de servicios crece como la espuma.
 
La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) detalla que el número de usuarios de estos servicios ha crecido más que la infraestructura que sirve para dar soporte a la capacidad de las redes de telecomunicaciones.
 
Por su parte, analistas consultados estiman que este elemento afectará directamente la calidad de los servicios y se reflejará en diferentes deficiencias, como las llamadas caídas.
 
"El déficit de infraestructura es un reflejo de la insuficiente inversión privada y pública en el sector de telecomunicaciones. Si México ya presentaba un déficit en la inversión y su infraestructura, de 2011 a 2012, ésta se ha reducido aún más aunque de forma significativa en el servicio de telefonía móvil y en el servicio local y de larga distancia", detalló Mony de Swaan Addati, presidente de la Cofetel.
 
En un artículo publicado en la gaceta del organismo, el funcionario afirma que este escenario es preocupante, pues México sigue la tendencia mundial en donde se observa un crecimiento en la demanda de servicios de telecomunicaciones: las suscripciones de acceso a Internet fijo y móvil en el país crecieron a una tasa anual de 24.2% de diciembre de 2011 a septiembre de 2012, lo que significa que hubo un incremento de cuatro millones 546,000 nuevas suscripciones.
 
"Dicho crecimiento no se está aparejando con un mayor despliegue de infraestructura, y lo que es más preocupante es que el despliegue de redes es por definición un proyecto a largo plazo, mientras que la adquisición de un suscriptor toma minutos", alertó De Swaan.
 
De acuerdo con estimaciones de la Cofetel, en 2012 la industria invirtió cuatro mil 267 millones de dólares, cifra 14 % menor que en 2011 y 25 % menor que los cinco mil 674.8 millones de dólares que se registraron en 2010.
 
Las inversiones en telefonía móvil han caído desde un nivel cercano a 3,000 millones de dólares en 2010, a menos de dos mil millones en 2012, mientras que el servicio de televisión restringida mantiene inversiones por debajo de los 1,000 millones de dólares.
 
De Swaan detalla que otro elemento que impacta en la calidad de los servicios son los insuficientes recursos con que cuenta la Cofetel para realizar las mediciones de calidad.
 
El organismo cuenta con menos de 50 personas para monitorear la calidad de 100 millones de celulares y más de cinco mil concesionarios que ofrecen diversos servicios.
 
La Cofetel tiene un proyecto para fortalecer su Red Nacional de Radiomonitoreo, pero no ha recibido el presupuesto suficiente para concretarlo.
 
Mediciones
 
De acuerdo con las mediciones de calidad que realizó la Cofetel en marzo pasado en el DF y Área Metropolitana, Iusacell, Unefon y Telcel fueron las empresas que mayores deficiencias observaron en suspensión del servicio de Internet y llamadas fallidas.
 
Alejandro Mayagoitia, experto en telecomunicaciones de la Asociación Nacional de Servicios Inalámbricos de Telecomunicaciones (Ansitel), explicó que las fallas más comunes que se presentan cuando se saturan las redes por no contar con la capacidad suficiente, consisten en la caída de llamadas: "A veces marcas el teléfono y suena como si estuviera llamando o conectando la llamada, pero nadie contesta. Lo que sucede es que no enlaza la llamada por la saturación de las redes".
 
Comentó que actualmente no hay incentivos para que las empresas inviertan en el país para el despliegue de redes y la instalación de más infraestructura.
 
"La reforma en telecomunicaciones podría abrir la puerta para impulsar las inversiones, pero no es seguro, sobre todo porque no se licitará la banda de los 700 megahertz, la cual serviría de incentivo para desplegar nuevas redes", indicó.
 
Con información de El Financiero Diario.