Archivo

Preocupa a la IP el lento dinamismo del gasto público

12 febrero 2014 4:15 Última actualización 05 junio 2013 7:16

[Foto: Edgar López] 


 
Jeanette Leyva Reus
 
El bajo nivel de ejercicio del gasto público que el gobierno mexicano tiene registrado a la fecha, es motivo de preocupación del sector empresarial ante las graves consecuencias que puede tener para el país.
 
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), advirtió que de mantenerse el bajo ritmo de ejercicio del presupuesto público, se tendrá el mayor déficit de gasto en muchas décadas, además de un alto nivel de subejercicio que se registrará este año.
 
"La verdad es que no sé por qué no se está gastando, porque el gobierno de la República no gasta", comentó en el panel ‘Retos, encrucijadas y oportunidades del empresario mexicano’, durante su participación en el XXV Simposium IMEF 2013.
 
Sobre las consecuencias para el sector empresarial del bajo ejercicio del gasto, Gutiérrez Candiani indicó que esta situación mantiene a muchas empresas en niveles de supervivencia, y es difícil que "puedan aguantar mucho más así".
 
Dijo que "la realidad es que se ve muy complicado, porque si pensamos que para el segundo semestre se va a reactivar (el gasto), también será muy complicado, porque tenemos el proceso electoral, que nos llevará hasta después de julio".
 
Luego, recordó, está la temporada de lluvias, que concluye en septiembre, pero continúa la de huracanas, por lo que sería hasta octubre, noviembre y diciembre cuando ejerza el gasto.
 
"No veo que haya la capacidad en los estados ni el gobierno de poder detonar en dos meses lo que no se detonó en 10 meses, por lo que vemos que habrá un subejercicio muy importante".
 
Las causas son desconocidas para los empresarios, pues aun cuando presionando públicamente a las autoridades para el gasto se ejerza, no se ha logrado avanzar, y serán las Pymes las que sufran las mayores consecuencias, dijo.
 
El presidente del CCE adelantó que la próxima semana se reunirán con las autoridades del sector, para buscar alternativas de solución y poder revertir esta situación.
 
"No podemos llegar al cierre del año con esta falta de ejercicio del gasto, que realmente está impactando de manera muy importante".
 
A esto, advirtió, se le debe añadir que el país registra una desaceleración económica, con presiones inflacionarias, de tipo de cambio, de impuestos adicionales por los cambios que se proponen al régimen del IMSS y en la industria minera, factores que si bien el sector empresarial ha logrado encapsular, son riegos latentes.
 
"Las empresas, sobre todo las pequeñas, tienen muy pocos márgenes y si sigue así, vamos a tener un problema muy serio de desempleo; si terminamos como vamos, la afectación nadamás en la industria de la construcción puede ser de 1 millón de empleos, por lo que sí es una situación muy grave y sí estamos empujando y vamos a seguir presionando".
 
Inseguridad
 
El expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana y del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Alberto Espinosa, añadió que en este arranque de administración el tema de la seguridad sigue siendo un pendiente.
 
Si bien en algunas entidades ha mejorado, como en Chihuahua, en otras como Tamaulipas, Michoacán, Morelos e incluso el Estado de México, la situación no ha mejorado; "no estamos teniendo los resultados que esperábamos con este nuevo gobierno", afirmó.
 
Un paso positivo para el país, coincidieron los representantes del sector privado, es que se logre avanzar en las reformas estructurales; la más importante es la del sector energético, porque de acuerdo con datos del CCE, podría significar la llegada al país de 50,000 millones de dólares anuales por inversiones.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.