Archivo

Preocupa a Bestel la maniobra de Telmex

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 17 enero 2014 5:22

 [Busca ‘darle vuelta’ a la regulación, considera la filial de la televisora / David Gutiérrez / El Financiero]


 
 

R. Alonso / A. Sánchez
 

Bestphone, filial de Grupo Televisa, confirmó que un juez del Distrito Federal le concedió una suspensión relacionada con la escisión de varias empresas de Telmex y externó su preocupación por los efectos que pudiera tener una acción de estas en el sector de las telecomunicaciones del país.
 
Nos llama la atención que la escisión de esas empresas pueda formar parte de alguna acción orientada a darle la vuelta a los efectos de la reforma constitucional en telecomunicaciones” indicó en una carta enviada a EL FINANCIERO.
 
Bestphone, que a su vez forma parte de la firma de telecomunicaciones Bestel, explicó que en diciembre pasado, en su condición de acreedor, solicitó a un juzgado una suspensión relacionada con la escisión de una serie de empresas de Telmex, misma que fue concedida el 7 de enero del 2014.
 
“Hasta donde nosotros sabemos, la escisión de empresas de Telmex no se notificó, como es requerido, a las autoridades reguladoras del sector”, dijo el portavoz de Bestphone.
 
El miércoles, EL FINANCIERO dio a conocer la resolución emitida por el Juez Segundo de lo Civil del Distrito Federal, quien decretó la suspensión del proceso de escisión de las subsidiarias de Telmex, así como la estrategia de la empresa, propiedad de Carlos Slim, para eludir la regulación asimétrica que le impondrá el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) antes del próximo 9 de marzo, como consecuencia de la reforma constitucional en telecomunicaciones.
 
 
Al respecto, Víctor Pavón-Villamayor, director general de Oxford Economics, consideró que si Telmex quiere obtener el cambio a su título de concesión para ofrecer servicios de video, es necesario que acate las regulaciones pendientes del IFT.
 

Hay un riesgo financiero para Telmex con el tema de la desagregación de la red”, dijo el experto, quien estimó que es complicado que las autoridades den el visto bueno a la escisión corporativa que la empresa planteó en julio del año previo.
 
Abel Hilbert, experto en telecomunicaciones, comentó que la regulación que emitirá el IFT debe centrarse en evitar las prácticas anticompetitivas y no en permitir la segmentación de activos para evadirla.
 
Por su parte, Gerardo Soria, presidente del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), comentó que la telefónica busca deshacerse de una parte de sus activos, vinculados con la red de telecomunicaciones, con la finalidad de evadir las futuras resoluciones del regulador.
 
“Telmex puede seguir operando, pero tiene que acatar la regulación asimétrica que en su momento emita el IFT”, advirtió.