Archivo

Preocupa a banca restringir inversión en valores

07 febrero 2014 5:55 Última actualización 20 julio 2013 8:0

[Bloomberg] 


Jeanette Leyva Reus
 
La reducción de las tasas de interés no se puede dar por decreto, por lo que es positivo que en la reforma financiera no se hayan establecido topes a las tasas ni cajones de créditos.
 
La competencia y el fortalecimiento del marco jurídico de la banca, al mejorar los procesos de los juicios mercantiles con la creación de tribunales especializados, así como la agilización en la recuperación de garantías, son las vías que permitirán fomentar el crecimiento del crédito y reducir las tasas de interés.
 
Javier Arrigunaga, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), indicó que también están de acuerdo con los conceptos que favorecen la movilidad de clientes y las restricciones a las ventas atadas incluidos en la iniciativa.
 
Sin embargo, un tema en el que han centrado su atención es en el de que, en materia de crédito, la Secretaría de Hacienda, vía la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, realizará una evaluación.
 
Según la iniciativa, los bancos que no cumplan con los estándares que se establecerán, tendrían que asumir posibles consecuencias o sanciones.
 
"Una de las posibles consecuencias tiene que ver con los parámetros de inversión que se establecieran en valores. La banca piensa que tenemos en el mercado de valores gubernamentales amplio, líquido y profundo que tiene México, un activo importante de nuestro país; es relevante para la instrumentación de la política de deuda pública, para la implementación de la política monetaria y, por supuesto, muy relevante para la liquidez de las instituciones bancarias".
 
Acerca de las mayores facultades a la Condusef, el presidente de la ABM estimó que se debe cuidar un balance entre mayores atribuciones, para que "efectivamente " vayan encaminadas a proteger a los clientes de la banca, y que los asuntos que por su relevancia sean materia, en todo caso, de una reclamación en tribunales, así sean atendidos.
 
A los bancos también les preocupa que en la reforma se establezca como un delito del director general, que se viole el 25% con el que pueden operar actualmente bancos y grupos financieros con partes relacionadas.
 
En el tema de resoluciones bancarias, conocido como quiebras, reconoce que si bien se establecen procedimientos más ágiles, se debe dejar claro cuáles son las facultades de las autoridades en un momento de crisis financiera, pues la banca debe tener los sistemas de defensa y los derechos de audiencia, así como las garantías que permitan seguir incrementando y alentando la inversión en el sector.
 
Pese a estos temas que ya analizan como gremio, los banqueros coinciden en que el crédito al sector privado es bajo, por lo que a la ABM también le interesa que sea una reforma que permita incrementar el ritmo del financiamiento, pero de forma prudente.