Archivo

Precios al consumidor caen en EU; tasa de inflación, la más baja en 4 años

06 febrero 2014 6:51 Última actualización 20 noviembre 2013 9:38

[Los precios al consumidor cayeron 0.1% en octubre. / Bloomberg] 


 
Reuters
 
 
Los precios al consumidor de Estados Unidos cayeron inesperadamente en octubre y la tasa de inflación anual fue la más baja en cuatro años, lo cual abre la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) mantenga sin cambios su política monetaria por un buen tiempo.
 
 
El Departamento de Trabajo de Estados Unidos informó este miércoles que el índice de precios al consumidor cayó un 0.1 por ciento el mes pasado, al retroceder con fuerza los valores de la gasolina, tras haber subido un 0.2 por ciento en septiembre.
 
 
En los 12 meses registrados hasta octubre, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se incrementó un 1.0 por ciento, la menor alza desde octubre del 2009. En septiembre, se había registrado un avance del 1.2 por ciento.
 
 
El Departamento de Trabajo señaló que, como resultado de una paralización del gobierno de Estados Unidos por 16 días durante el mes pasado, la muestra de precios empleados para calcular el índice de octubre era un 75 por ciento de la cantidad empleada usualmente en el IPC.
 
 
Excluyendo los componentes volátiles de energía y alimentos, el denominado IPC subyacente subió un 0.1 por ciento, elevándose por el mismo margen por tercer mes consecutivo.
 
 
Esto llevó el incremento durante los últimos 12 meses a un 1.7 por ciento, en línea con el aumento del mes anterior.
 
 
La débil demanda doméstica está poniendo un freno a la inflación.
 
 
La ausencia de inflación sugiere que la Fed probablemente mantendrá su programa de compra mensual de bonos por 85 mil millones de dólares al menos hasta principios del 2014, mientras intenta estimular la demanda a través de las bajas tasas de interés.
 
 
La Fed tiene una meta de inflación de un 2 por ciento, pese a que monitorea un indicador que tiende a ubicarse un poco por debajo del IPC.
 
 
Algunos funcionarios del banco central estadounidense han expresado preocupación sobre el hecho de que la inflación esté demasiado baja.
 
 
El mes pasado, no hubo inflación debido a un retroceso de 2.9 por ciento en los precios de la gasolina y fue la mayor caída registrada desde abril. Los precios de los alimentos repuntaron 0.1 por ciento en octubre tras permanecer estables durante el mes previo.
 
 
Dentro del IPC subyacente, los precios de la vestimenta cayeron por segundo mes consecutivo y el incremento en el costo de la vivienda fue el menor desde diciembre.
 
 
También los costos de atención médica y los precios de nuevos vehículos retrocedieron.