Archivo

Por definir, ritmo de recortes a la Fed

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 07 enero 2014 5:37

 [La economía estadounidense será vital en las decisiones que tome el banco central. / Bloomberg] 


 
Clara Zepeda
 
 
El ritmo de la reducción adicional en la compra de bonos respaldados por hipotecas (MBS) y bonos del Tesoro (Treasuries) por parte de la Reserva Federal (Fed) estará sujeto al comportamiento de la economía estadounidense y a la composición del Comité de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés).
 

A poco menos de un mes de que Janet Yellen releve a Ben Bernanke al frente del banco central estadounidense, su llegada se produce en un momento crucial para la Fed, pues acaba de comenzar el suave recorte del plan de compra de deuda, que queda a partir de ahora en 75 mil millones de dólares mensuales, diez mil millones menos que durante el año pasado.
 

Al respecto, Santander describe que el mejor desempeño económico estaría sustentado en un fortalecimiento del empleo que apoyaría las decisiones de gasto de los consumidores, una continuidad en la recuperación del sector de vivienda, así como una mejora en los gastos de inversión de las empresas, luego de que durante buena parte de 2013 prevaleció el efecto del ajuste fiscal del sector gubernamental.
 

Señala que la tendencia es que Janet Yellen siga apoyando estos estímulos. La economista ha trabajado en su diseño y es vista en todos los foros como un símbolo de continuidad de las políticas monetarias que inició Ben Bernanke.
 
 
El programa QE3, como se denominó a la compra de bonos, estaría terminando alrededor de septiembre del año que entra, lo que de acuerdo con analistas, implica un ritmo de crecimiento moderado del PIB en el 2014 de 2.5 por ciento anual, con una creación promedio de empleos de 221 mil por mes (contra el promedio de 184 mil que prevemos para 2013).
 
 
Al respecto, Banorte-Ixe detalla que además de los argumentos económicos, existe la posibilidad de que factores “políticos” intervengan también en la decisión de la Fed de ajustar el ritmo de reducción de compras de activos.
 
 
Estos factores tienen que ver no sólo con quien lidere el FOMC -Janet Yellen, a partir del uno de febrero-, sino también con los miembros que formen el comité en el 2014.
 

A primera vista, añade Banorte-Ixe, en la nueva composición del FOMC, habrá más miembros que cuestionen la validez y eficiencia del programa.
 
 
Ayer, el Senado de Estados Unidos confirmó este lunes a Yellen como presidenta de la Reserva Federal, convirtiéndose en la primera mujer en pilotar el banco central en sus 100 años de historia.
 

Dentro de este entorno mundial, la economía de México habrá de enfrentar el reto de lograr una mayor tasa de crecimiento, mientras que paralelamente las variables financieras como el tipo de cambio y las tasas de interés reflejarán los riesgos financieros globales, en particular los resultantes de las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos, explicaron expertos.