Archivo

Pleito Fumisa-AICM podría dejar a viajeros sin estacionamiento

06 febrero 2014 6:57 Última actualización 30 diciembre 2013 19:28

 [El 31 de diciembre vence el contrato de la inmobiliria con el AICM para operar el estacionamiento./Cuartoscuro]


 
Nallely Ortigoza
 
Este 1 de enero, pasajeros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) que se dirijan a destinos fuera del país en la Terminal 1 podrían encontrarse con un centenar de comercios cerrados y el estacionamiento fuera de servicio.
 
La disputa legal entre el AICM y la empresa Fumisa, encargada de construir el área internacional de la Terminal 1, podría dejar a alrededor de 2 mil 900 usuarios sin estacionamiento en una de las temporadas más importantes para el turismo, así como a 180 comerciantes sin la posibilidad de entrar siquiera a las instalaciones del aeropuerto.
 
“Nosotros estaremos pendientes de cualquier obstaculización al giro comercial de nuestros locatarios, sin embargo, la entidad que es responsable del acceso al aeropuerto es el AICM. El público usuario no va a tener oferta para ir a comer o a comprar, los locatarios tienen un riesgo en las fuentes de trabajo y en la viabilidad de sus negocios. El aeropuerto pudiera tratar de obstaculizar el acceso al estacionamiento”, previó Ruffo Pérez-Pliego, director general de Fumisa.
 
Este 31 de diciembre vencería el contrato de la inmobiliaria con el AICM para operar 180 locales comerciales del área internacional, 11 pasillos telescópicos (que conectan las aeronaves con la Terminal 1) y 2 mil 100 lugares de estacionamiento.
 
Sin embargo, Pérez-Pliego aseguró en entrevista que el contrato entre la empresa y el Aeropuerto no termina en dicha fecha, pues no se cumplió una cláusula del contrato que establece una Tasa Interna de Retorno (TIR) de 12.82 por ciento.
 
“Al día de hoy existen sentencias firmes e inapelables que validan la rentabilidad obtenida por Fumisa de 1991 a junio de 2011 y la tasa arroja el valor de 5.01 por ciento, muy inferior a la rentabilidad que las partes pactaron. Y la tasa a la que llegará Fumisa al 31 de diciembre de 2013 será menor al 6 por ciento”, dijo Pérez-Pliego.
 
Pese a que el poder judicial ordenó al AICM no perturbar a los locatarios, este domingo empezó a enviar cartas a éstos para obligarlos a firmar un nuevo contrato directamente con el Aeropuerto, aseguró el directivo.
 
“El aeropuerto a nosotros no nos ha amenazado directamente, a quien ha amenazado es a los locatarios con el tema de los gafetes, porque para ingresar al aeropuerto debes tener un gafete que te permite entrar a las áreas restringidas y toda la emisión de gafetes al día de hoy está detenida”, comentó.
 
Fumisa invirtió hasta 2006, mil 200 millones de pesos, que a valores actuales representa 4 mil 900 millones, estimó el directivo.
 
Aunque Pérez-Pliego reconoció que la TIR no se alcanzó debido a factores externos, como la construcción de la Terminal 2 y la salida de Mexicana, calculó que Fumisa debería permanecer en el AICM por lo menos 10 años más para cumplir lo estipulado por el contrato.
 
Cuestionado al respecto, Martín Vázquez, apoderado legal del AICM, rechazó hacer comentarios.
 
“No doy entrevistas, soy funcionario público”, dijo.
 
Pérez-Pliego aseguró que el fondo de inversiones Advent participa en Fumisa.