Archivo

Piden flexibilizar déficit fiscal cero

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 06 septiembre 2013 5:27

[Expertos consideran que el Paquete Económico podría incluir acciones para reactivar el crecimiento / Bloomberg]


 
 
Marcela Ojeda / Ixel González
 
 
La desaceleración económica que registra el país podría llevar a que en el Paquete Económico 2014 que se presentará este domingo, se proponga un incremento temporal en el déficit fiscal, a fin de acelerar la reactivación, coincidieron especialistas.
 
 
Especialistas consultados por EL FINANCIERO precisaron que con un déficit equivalente a 3.0 por ciento del PIB, incluyendo el total de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) y de 1.0 por ciento sin dicha inversión, se podría tener un mayor margen de maniobra el próximo año.
 
 
Agregaron que en los Criterios Generales de Política Económica 2014, las cifras de los indicadores más importantes tendrán que ser distintas a las estimadas en los Precriterios presentados en abril, donde se consideraba un déficit fiscal equivalente a 2.0 por ciento del PIB con inversión de Pemex y de 0.0 por ciento sin dicha inversión; un crecimiento real del PIB de 4.0 por ciento y un precio del barril de petróleo de 82.90 dólares.
 
 
“Sí se va a requerir un pequeño margen de endeudamiento, mientras que la reforma energética da sus frutos y la reforma fiscal entra en un buen ritmo”, opinó el abogado fiscalista Herbert Bettinger.
 
 
La SHCP precisó que el próximo domingo, cuando la iniciativa se presente, darán a conocer las estimaciones consistentes con un escenario de aprobación y su impacto en la actividad económica y en las finanzas públicas.
 
 
El director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Héctor Villarreal dijo que el Gobierno Federal sí podría intentar incurrir en un déficit, “aunque no hay margen para algo demasiado alto, además de que tendría que ser temporal”.
 
 
Dijo que en teoría, y en estricto sentido de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH) no se podría, “pero en la práctica sí hay manera de darle la vuelta diciendo que es inversión en Pemex, que luego sacan por Derechos y meten en otros renglones”, indicó.
 
 
Gabriel Pérez del Peral, director de la Escuela de Economía de la Universidad Panamericana (UP), dijo que es viable que en 2014 el Gobierno Federal eleve su déficit fiscal para ayudar a apuntalar la economía.
 
 
“Teniendo muy claras las fuentes de financiamiento, no hay problema con el déficit, y es muy claro que sí tienen con qué hacerle frente, máxime que no están pagando el presupuesto ejercido.
 
 
“Por lo tanto, para el 2014 sí se podrían aceptar unos puntos de déficit que den margen para, entre otras cosas, reactivar la inversión, pero no más de 3.0 por ciento del PIB, ya incluidos los RFSP, para de esa forma tener un mayor margen de maniobra”.
 
 
El artículo 11 del Reglamento de la LFPRH establece varias razones excepcionales en las que se permite un déficit presupuestario distinto de cero sin considerar el gasto de inversión de Pemex.
 
 
Una de ellas es “la previsión de una caída de los ingresos tributarios no petroleros que exceda el 2.5 por ciento real del monto aprobado en la Ley de Ingresos del ejercicio fiscal inmediato anterior, que resulte de una previsión de un débil desempeño de la economía, que se refleje en una estimación del PIB que lo sitúe por debajo del PIB potencial estimado”.
 
 
“(…) En su caso, en la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos deberán preverse las medidas necesarias para que el resultado del ejercicio correspondiente contribuya a que el incremento como proporción del PIB del saldo histórico de los RFSP durante un ciclo económico sea revertido en los primeros tres años del siguiente ciclo económico.
 
 
Villarreal y Pérez consideraron que aunado a un mayor déficit fiscal, el Gobierno podría intentar instrumentar un paquete de medidas contracíclicas mediante una especie de pacto para el crecimiento entre todos los sectores, o un acuerdo inscrito en el Pacto por México mediante otro addendum.
 
 
“Si en tres o cuatro meses esto ya agarró oxígeno y va bien, no le moverían. En caso contrario, no sorprendería que vía Pacto por México se aventaran un gran acuerdo, incluso muy fuerte en infraestructura, con la intención de inyectar mucho dinero a la economía”, apuntaron.
 
 
Por su parte, José Luis de la Cruz, investigador del Tec de Monterrey, dijo que en caso de  aprobarse un mayor endeudamiento, los recursos deberían destinarse a un programa de fomento al crecimiento y de apoyo a sectores productivos, que durarían un periodo determinado.