Archivo

Pide IP medidas de emergencia para garantizar la seguridad

06 febrero 2014 3:35 Última actualización 14 enero 2014 5:23

 [Los hechos de violencia envían mal mensaje a los inversionistas, dijo Gerardo Gutiérrez Candiani. / Eladio Ortiz / Archivo] 


 
 

Zenyazen Flores / Pilar Juárez
 
La violencia en Michoacán provocada por grupos delictivos y los llamados grupos de autodefensas es un mal mensaje que se envía a los inversionistas del país y del mundo, por lo que la iniciativa privada urgió al gobierno a tomar "medidas de emergencia" para garantizar la seguridad pública para evitar que se inhiba la inversión.
 
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló que el país debe fortalecer sus instituciones y el Estado de derecho, de lo contrario, existe el riesgo de que "lo mucho que se ha logrado en términos de abrir el gran potencial de progreso (reformas) puede verse afectado por efectos de la inseguridad pública, los rezagos o vacíos de gobernabilidad y la corrupción".
 
Luisa León, presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Michoacán, dijo que la entidad se encuentra en un estado "crítico" y a partir de octubre del año pasado cuando instalaciones de CFE sufrieron un atentado, "hay un ambiente tenso en el estado que inhibe la inversión, no solamente de inversionistas locales sino también externos".
 
Indicó que las pérdidas que se han contabilizado en el estado suman 12 millones de pesos por concepto de quema de autobuses y camiones que "toman" los diferentes grupos organizados para bloquear carreteras, además, "hemos visto posturas de empresas como FEMSA que ha decidido no entrar con sus productos a la zona de Apatzingán y la región de Tierra Caliente porque no hay las condiciones".
 
Debido a esa situación, comentó que compañías como Gamesa o la cervecera Corona también han evitado ingresar a esas zonas, "entiendo la postura de los empresarios porque no es redituable poner en riesgo su patrimonio y al personal".
 
Añadió que hasta el momento no hay cierre de negocios aunque las tiendas OXXO y Coppel han suspendido el servicio.
 
En algunos municipios como Apatzingán, dijo, se comenzó a observar desabasto de insumos de primera necesidad por el cierre de carreteras y la afectación a unidades de transporte.
 
La Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), organismo que representa a las flotas privadas, reconoció que se ha afectado la operación de los transportistas en la zona de conflicto; sin embargo, destacó que hasta el momento no han suspendido el abasto a Michoacán.
 
"Es lamentable lo que está sucediendo, pero no han detenido las operaciones. Para el transportista representa un costo el no colocar sus productos en tiempo y en forma en el mercado y también modificar la logística para el abasto tiene ciertos costos", sostuvo un representante del organismo que pidió no ser citado.
 
Mario Correa, de Scotiabank, explicó que uno de los riesgos que tiene el país es que se deteriore aún más la seguridad.
 
  
Desplaza gobierno fuerzas a Michoacán
 
El gobierno federal comenzó ayer el traslado de fuerzas de seguridad a Michoacán. Por la tarde aterrizaron helicópteros en el estadio Morelos y la Procuraduría General de la República anunció la asignación de 11 naves y 60 investigadores a la entidad.
 
Marinos y policías federales llegaron en aviones a la zona de Tierra Caliente.
 
Sin embargo, representantes de los llamados "grupos de autodefensa" rechazaron desarmarse.