Archivo

Pide Gurría analizar IVA a alimentos y medicinas

06 febrero 2014 3:46 Última actualización 10 enero 2014 5:18

 [El secretario de la OCDE llama a evitar que las leyes secundarias resten fuerza a reformas / Édgar López /  El Financiero / Archivo]


 
 
 
 
Bloomberg / Roxana González
 
 
Expandir la recaudación fiscal al incluir medicinas y alimentos, que actualmente están exentos, debería “mantenerse en las posibilidades”, afirmó Ángel Gurria, secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, en una entrevista en la Ciudad de México.
 
Quizá deberían reconsiderar” gravar alimentos y medicinas, después de que el impacto de los otros impuestos establecidos en octubre pueda ser medido.
 

Sobre las reformas señaló que ningún otro país presente en Davos podría jactarse “de la profundidad, amplitud, alcance y consecuencias del paquete” logrado en México el año pasado.
 
Gurria prevé que México crecerá 4.3 por ciento en 2015, después del pronóstico de la OCDE del 3.8 por ciento para este año.
 

En conferencia de prensa posterior a la 25 Reunión Anual de Cónsules y Embajadores, el secretario general de la organización, destacó la importancia de que las leyes secundarias sean consistentes con el espíritu de los cambios constitucionales.
 
“El diablo está en los detalles, la implementación, la ejecución, la puesta en práctica y como evitar que por ahí algunos dentistas legislativos le vayan a quitar las muelas o los dientes a los cambios constitucionales y legales por la vía de los cambios secundarios o las regulaciones”, advirtió.
 

Agregó que los beneficios se podrán ver en un lapso de 12 a 36 meses.
 

En la reunión, Gurria señaló a los diplomáticos que lo que está en juego para los países no es sólo la recuperación tras “la crisis económica más grande de nuestras vidas”, sino rescatar “el tejido mismo de nuestras sociedades, la confianza en nuestros gobiernos, nuestras instituciones y nuestros modelos económicos”.
 

“Entramos al 2014 con más de 200 millones de desempleados a nivel mundial, de los cuales, 75 por ciento son jóvenes”, a lo que se suma el aumento de las desigualdades “que son el cocktail molotov de nuestra era”.
 

Añadió además que si bien hay signos claros de recuperación como el dinamismo de la economía estadunidense y el hecho de que su crecimiento está siendo impulsado por la iniciativa privada, o que Europa ha dejado atrás los riesgos de la recesión, estas noticias “de ninguna manera deben ser motivo de complacencia.
 

“La economía internacional sigue enfrentando retos muy complejos. La crisis nos ha dejado legados muy pesados, incluida una crisis laboral y social de magnitudes y consecuencias preocupantes”, dijo.