Archivo

"Pico de gallo" resulta afectado por las lluvias

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 26 septiembre 2013 16:51

[Entre los componentes de mayor relevancia dentro del INPC están justamente el jitomate y el chile./Cuartoscuro]  


 
Notimex


El "pico de gallo" podría pegar a la inflación en los próximos meses, toda vez que entre los cultivos que mayores daños sufrieron por los eventos meteorológicos de las últimas semanas están el jitomate, el tomate y el chile.
 

De acuerdo con el director general de Financiera Rural, Carlos Treviño Medina, una primera evaluación de las afectaciones que ocasionaron "Ingrid" y "Manuel" revela que las hortalizas y frutales fueron los cultivos que mayores afectaciones sufririeron.
 

En entrevista durante la séptima Convención Nacional de Asofom, refirió que se perdieron los cultivos de chile, jitomate, pepinos y algunos de banano.
 

Cabe recordar que entre los componentes de mayor relevancia dentro del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), están justamente el jitomate y el chile.
 

Situación que se confirma con las recientes declaraciones del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, sobre que no se descartaba un aumento en la inflación ?de manera temporal- derivado de las afectaciones en algunos cultivos por el huracán y la tormenta tropical.
 

No obstante, Luis Treviño Medina comentó que si bien pudiera darse un ligero desabasto de ciertos productos, no se esperaría un repunte importante en los precios, toda vez que los cultivos afectados son aquellos que iniciaron de manera temprana, ya que el periodo de siembre inicia con el otoño-invierno.
 

En este sentido dijo que Financiera Rural por su tipo de operación lo que financia de manera importante son cultivos extensivos, que es maíz, sorgo, cártamo, garbanzo, por lo que prácticamente no ha registrado afectación su cartera crediticia ante estos fenómenos meteorológicos.
 

De hecho, precisó, de acuerdo con la primera evaluación hecha hasta el viernes pasado solo 2.3 millones de pesos de su cartera está expuesta a estos eventos, contra un saldo crediticio total mayor a los 20 mil millones de pesos, además de contar con garantías al ciento por ciento.

A decir del funcionario, estos eventos podrían más bien representar una oportunidad de crecimiento en colocación de crédito, ya que permitió que las presas subieran su capacidad de 20 a más de un 40 por ciento, lo que elimina la incertidumbre de riego durante la siembra.
 

"Por lo que nos permite pronosticar un mejor escenario de cartera en tamaño, al sembrar más hectáreas y productos de mayor valor como son los granos", manifestó.
 

No obstante, comentó que para apoyar a los productores afectados, esta institución de fomento junto con la Secretaría de Agricultura cuenta con dos programas: uno, Finayuda, que cubre el pago de los intereses que se devenguen desde el momento en que ocurre el fenómeno meteorológico, hasta que se declara una reactivación de la actividad económica.
 

Dos, agregó, para la reactivación de la economía se apoya de manera importante a los productores a través de subsidios, que pueden destinarse a diversos fines, como la compra de maquinaria o remodelación, etcétera.