Archivo

PIB crece impulsado por sector servicios

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 22 noviembre 2013 5:39

 [Economía mexicana creció 1.3% anual en el tercer trimestre. / Cuartoscuro] 


 
Tláloc Puga Mercado
 
 

La economía mexicana creció 1.3 por ciento anual en el tercer trimestre, impulsada por el sector servicios, mientras que la industria se mantuvo en recesión.
 

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestran que las actividades terciarias crecieron 2.3 por ciento anual en el periodo y acumularon cuatro años de variaciones positivas.
 
 
A su interior fueron 11 subsectores los que mostraron avances, y sólo tres disminuyeron. Destacó la aceleración del comercio, el cual creció 4.3 por ciento anual y significó su mayor alza en más de un año.
 

El economista en jefe de JP Morgan para México, Gabriel Lozano, indicó que hay una buena parte de las actividades terciarias que dependen del sector externo y que están mostrando una mayor dinámica, como el transporte, las actividades comerciales relacionadas con temas logísticos y los servicios relacionados con el sector manufacturero.
 

Indicó que su escenario base es que el efecto económico de los huracanes durante septiembre fue de “cero” y realmente no tuvieron un impacto significativo en los sectores de servicios e industrial, y el efecto que tuvo en la parte agrícola no afectará en gran medida a la economía.
 
 
 

PIB supera pronósticos
 

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) entre julio y septiembre fue mayor al previsto por los analistas, por lo que Barclays elevó su pronóstico de crecimiento para este año a 1.3 por ciento, desde el 1.1 por ciento anterior.
 

Las cifras anuales entre el cuarto trimestre de 2011 y el segundo trimestre de 2013 presentaron revisiones al alza, destacando la observada en el periodo abril-junio de este año, de 1.5 a 1.6 por ciento.
 

Durante el tercer trimestre, las actividades industriales acumularon tres trimestres a la baja, al disminuir 0.6 por ciento anual. En tanto, el PIB del sector primario avanzó 1.3 por ciento.
 

El resultado negativo en la industria se vio influenciado por la caída de 6.9 por ciento anual del sector construcción, su peor dato en más de cuatro años, además de la minería, la cual hiló tres trimestres a la baja, con una caída de 1.8 por ciento.
 

Por su parte, las actividades manufactureras avanzaron 2.9 por ciento en el tercer trimestre, su segunda alza seguida y la mayor en un año.
 

Carlos Capistrán, economista en jefe para México del Bank of America Merrill Lynch, consideró que los sectores manufacturero y de servicios impactaron de manera favorable el crecimiento económico del país durante el tercer trimestre del año.
 

No obstante, señaló que el avance del sector terciario está siendo limitado por un consumo débil.
 

Anticipó que el ritmo económico del país se verá beneficiado por una mayor demanda estadounidense y por un mayor gasto público, lo que impulsará una recuperación gradual.
 

Sobre datos ajustados por estacionalidad, el PIB del país presentó su mayor alza trimestral en más de un año, pues avanzó 0.84 por ciento durante el tercer trimestre, respecto del segundo, cuando se observó una caída de 0.55 por ciento, cifra revisada desde un 0.74 por ciento menos. Como resultado se logró disipar el fantasma de la recesión.
 

Si el cálculo de este indicador se realiza con la metodología que se emplea en Estados Unidos, el crecimiento del PIB sería de 3.4 por ciento, trimestral anualizado, con lo que superaría el 2.8 por ciento que presentó la mayor economía del mundo en el mismo periodo.