Archivo

Petroleras le entran a guerra de patentes

10 febrero 2014 4:59 Última actualización 31 agosto 2013 5:10

 [Halliburton Co., Schlumberger Ltd y Baker Hughes Inc. se aseguraron mil 257 patentes el año pasado. / Bloomberg]  


 
 
Bloomberg
 
Las batallas por la supremacía en la industria de 680 mil millones de dólares del petróleo y el gas están dejando atrás los cascos y las botas reforzadas de las plataformas de perforación para vestir los trajes de Brooks Brothers de los despachos de abogados que representan a los principales poseedores de patentes.

Schlumberger Ltd., Halliburton Co. y Baker Hughes Inc., los mayores proveedores de servicios petroleros del mundo, se aseguraron un total de mil 257 patentes el año pasado, más del doble de la cantidad anual de una década atrás. En los últimos tres años, Exxon Mobil Corp. duplicó los ingresos provenientes de la tecnología por la que otorga licencias a otros.

El impulso de patentar recuerda a Silicon Valley en tanto las compañías afirman sus derechos sobre las nuevas técnicas y los equipos para fractura hidráulica, perforación automatizada y software de computación que ayuda a encontrar y llegar a los yacimientos de petróleo y gas.
 
Con el aumento de los gastos de investigación y desarrollo, una defensa más sólida de las patentes es parte del arsenal que despliegan las compañías energéticas para conquistar o mantener cuota de mercado, dijo Bart Showalter, socio de Baker Dotts de Dallas.

“Más patentes emitidas significa más demarcación de territorio y exclusividad conforme a una cartera de patentes, lo que lleva a más litigios por patentes”, explicó Showalter. “Hay mucho dinero en juego en esto”.

Los cuatro mayores proveedores de servicios para yacimientos del mundo gastaron un total de 21 mil 800 millones de dólares en investigación y desarrollo desde 1997, según Barclays Capital. La protección de patentes da a las empresas derechos exclusivos para utilizar o vender su tecnología, y a presentar una demanda si un tercero la copia.
 
Robot planeador
 
A Baker Hughes el año pasado se le otorgaron 368 patentes, frente a 138 en 2002. Durante el mismo periodo, las patentes de Schlumberger pasaron de 235 a 588. Las patentes de Halliburton aumentaron un 80 por ciento a 301.

Entre las innovaciones de los yacimientos que han obtenido protección en los últimos años se cuentan láseres que ayudan a perforar pozos, tubos de perforación con conexiones para transferencia de datos de alta velocidad y un robot planeador submarino que traslada equipos al fondo del mar.

La carrera por las patentes podría llevar a un cúmulo de juicios en momentos en que la industria de la energía sigue el patrón establecido por los fabricantes de smartphones, dijo Dean Becker, máximo responsable ejecutivo de ICAP Patent Brokerage, el mayor agente de patentes del mundo. Se ha iniciado por lo menos una docena de juicios ante los tribunales federales en el último año, entre ellos dos que enfrentan entre sí a las mayores compañías de servicios del mundo.

“Esto es el comienzo del tsunami que se avecina”, señaló. “Hay un gran mercado donde la gente tiene que ver cómo encajar”.

Además, se está formando un “foso” entre las compañías grandes que son capaces de desarrollar, patentar y proteger su tecnología y los competidores más pequeños que carecen de tales recursos, dijo en entrevista telefónica James West, analista de Barclays Capital de Nueva York.

“Es un juego muy caro”, explicó John Keville, socio de Winston Strawn de Houston, que maneja los juicios por patentes para Schlumberger. “Hay una gran superficie que cubrir internacionalmente y eso pronto se vuelve caro en el mundo de las patentes”.