Archivo

Petróleo Brent cae a 109 dólares por barril

07 febrero 2014 5:53 Última actualización 20 agosto 2013 9:28

[Conflictos en Egipto y Libia afectan precios de petróleo / Bloomberg] 


 
 
Reuters
 
 
Los precios del petróleo Brent caían el martes a 109 dólares el barril luego de que los inversores tomaran ganancias antes de la divulgación de las minutas de la Reserva Federal de Estados Unidos sobre un posible recorte en su programa de estímulos a los mercados financieros. 
 
 
Sin embargo, los disturbios en Egipto y la caída en las exportaciones libias limitaban las pérdidas.
 
 
Por su parte, los inversores están a la espera de que el miércoles se divulguen las minutas de la última reunión de política monetaria de la Fed, que entregará nuevas pistas sobre cuándo el organismo tiene previsto recortar su compra mensual de activos de 85,000 millones de dólares.
 
 
Los futuros del crudo Brent para entrega en octubre bajaban 67 centavos, a 109,23 dólares el barril, a las 0930 GMT.
 
 
En tanto, los futuros del petróleo en Estados Unidos para entrega en septiembre bajaban 84 centavos, a 106,26 dólares.
 
 
Apoyando los precios del petróleo, los inventarios comerciales de crudo en Estados Unidos cayeron  la semana pasada en 1.4 millones de barriles, según un sondeo inicial realizado por Reuters a analistas antes de la divulgación de los datos semanales.
 
 
Por su parte, el grupo industrial API dará a conocer su reporte de existencias el martes a las 2030 GMT. La Administración de Información de Energía de Estados Unidos, en tanto, dará a conocer sus datos el miércoles a las 1430 GMT.
 
 
Mientras tanto, en Egipto continúan las tensiones políticas luego de que las fuerzas de seguridad detuvieran al líder de los Hermanos Musulmanes. No obstante, los temores de que los disturbios puedan afectar el tráfico de buques petroleros por el Canal de Suez han disminuido.
 
 
Libia, en tanto, se vio obligada a suspender sus obligaciones contractuales al declarar el lunes fuerza mayor en cuatro puertos petroleros. Los envíos del país han caído a su nivel más bajo desde la guerra civil del 2011.