Archivo

Peso rompe racha negativa; dólar en $13.10

06 febrero 2014 3:46 Última actualización 03 enero 2014 17:10

[El peso hila cuatro semanas de retrocesos ante el dólar. / Bloomberg / Archivo] 


 

Esteban Rojas H.
 
En una sesión caracterizada por un bajo volumen de operación y por la ausencia de noticias, el peso despidió la semana con ganancias, aunque esto no evitó que su balance semanal fuera negativo.
 
El dólar spot cerró el viernes en 13.10 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 5.90 centavos, semejante a 0.45 por ciento.


La moneda nacional interrumpió seis jornadas en terreno negativo, en donde había acumulado un retroceso de 1.36 por ciento.
 
Con todo y la recuperación observada en la última jornada de la semana, el peso registró una baja de 0.24 por ciento, durante el periodo del 30 de diciembre del 2013 al 3 de enero del presente año. Con esta evolución, hiló su cuarta semana de retroceso.
 
Ante la falta de catalizadores, la recuperación de la moneda nacional se explica en buena parte por factores de tipo técnico, dado el castigo que presentaba.
 
Sin embargo, no deja de llamar la atención que el avance del peso se dio a contracorriente del alza en el dólar en el mercado internacional, a lo que se sumó una mayor tasa de interés en el bono estadounidense a 10 años.
 
En el plano interno, sobresalió la postura de venta observada en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores y la baja en las tasas de interés en la parte larga de la curva de rendimientos.
 
Los movimientos en los últimos días han sido poco significativos, dado que también se han acompañado con un bajo volumen. Esta situación se explica por la ausencia de algunos participantes, derivada de la época vacacional.
 
En la siguiente semana, la operación se regularizará, lo que posibilitará establecer cotizaciones más apegadas a la realidad de los fundamentales del tipo de cambio.
 
En los próximos días, dominará en el ambiente la expectativa ante la publicación de las cifras de empleo en los Estados Unidos.
 
La evolución del mercado laboral será un termómetro que permitirá conocer nuevas pistas sobre la velocidad con que la Reserva Federal pueda seguir desmantelando sus apoyos monetarios.
 
Un punto a vigilar también será el que la tasa de bono líder del Tesoro de los Estados Unidos logre consolidarse por arriba de la barrera de 3.0 por ciento.