Archivo

Peso retrocede 0.46%; dólar por arriba de $13.00

06 febrero 2014 6:57 Última actualización 25 noviembre 2013 13:49

[El peso perdió 5.95 centavos frente al dólar. / Bloomberg / Archivo] 


 
 
Esteban Rojas H.
 
En el arranque de la semana, el peso no se pudo sustraer a la fortaleza mostrada por el dólar en el mercado internacional de divisas y a la debilidad observada en el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores.
 
En operaciones de mayoreo, el dólar cerró el lunes en 13.028 unidades a la venta, de acuerdo con información publicada por el Banco de México, un retroceso de 5.95 centavos, equivalente a 0.46 por ciento.
 
En el plano externo, destacó el avance de 0.29 por ciento del dólar frente a una canasta de seis divisas apoyado, entre otras cosas, por una menor tensión de carácter geopolítico y la caída en los precios del petróleo, lo que aumenta la expectativa de mayores recursos que se podrían destinar al consumo.
 
En el plano latinoamericano, el peso fue una de las monedas que más retrocedió en el día, seguido por la debilidad reportada en las monedas de Argentina y de Brasil.
 
Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio no puso en riesgo ningún parámetro clave. Un soporte importante se ubica en 12.82, en tanto que la resistencia se encuentra en 13.29 pesos por dólar.
 
En lo interno, sobresalió el aumento del saldo de la cuenta corriente de la balanza de pagos, lo que plantea la necesidad de un mayor requerimiento de divisas para poderlo financiar.
 
De acuerdo con información dada a conocer por Banxico, el saldo acumulado en la cuenta corriente durante el periodo de enero a septiembre del 2013 ascendió a 15 mil 589 millones de dólares, cifra por arriba de los 5 mil 374 millones observado en el igual periodo del año pasado.
 
El aumento en el monto a financiar en el presente año en las cuentas externas es considerable, pero habría que destacar que su cobertura se ha dado con recursos relativamente estables, provenientes de la entrada de flujos de inversión extranjera directa.
 
No obstante, persiste la inquietud de que para 2014 la presión sobre la disponibilidad de divisas se podría elevar, lo que se acompañaría quizá con una menor disponibilidad de recursos, sobre todo en caso de no repetirse la entrada extraordinaria de recursos provenientes de la inversión extranjera directa registrada en el presente año.
 
La fortaleza del dólar en el plano internacional es un signo también de que puede estar adelantando el retiro de los estímulos monetarios por parte de la Fed, pero una excesiva fortaleza puede conducir a entorpecer la todavía anémica recuperación de la economía estadounidense.