Archivo

Peso cae 1.19% en tres sesiones; dólar en $13.1225

06 febrero 2014 7:23 Última actualización 27 noviembre 2013 14:14

[El peso acumula un retroceso de 1.19 por ciento en tres sesiones. / Bloomberg / Archivo]  


 

Esteban Rojas H.
 
Los vientos no volvieron a ser favorables al peso, ya que si bien las cifras publicadas en los Estados Unidos muestran una mejoría en la economía, también incrementan la posibilidad de un cambio más rápido en su política monetaria.
 
El dólar spot cerró el miércoles en 13.1225 unidades a la venta, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México, con lo que, en el día, el peso retrocedió 7.40 centavos, equivalente a 0.57 por ciento.
 
La moneda nacional extendió su comportamiento negativo a tres sesiones consecutivas, acumulando una caída de 1.19 por ciento.
 
El peso no pudo escapar a la fortaleza observada por el dólar en el plano internacional, donde el billete verde avanzó 0.14 por ciento frente a una canasta de seis divisas.
 
La gran cantidad de cifras reportadas en los Estados Unidos dieron señales de que la recuperación de la economía sigue su marcha, lo que incrementa la posibilidad de un pronto cambio en la política de estímulos monetarios, instrumentada hasta ahora por la Reserva Federal.
 
Un buen termómetro del sentimiento dominante se cristalizó en el alza en las tasas de interés del bono líder a 10 años del tesoro norteamericano, lo que también contribuyó a apoyar al dólar.
 
En el plano nacional, se dio a conocer que la balanza comercial con el exterior registró un moderado déficit de 128.9 millones de dólares en el pasado octubre, en tanto que el desequilibrio acumulado en el año ascendió a 3 mil 5.6 millones.
 
La brecha del comercio exterior de México crece, aunque por el momento ha podido ser financiada sin muchos problemas con recursos proveniente de la inversión extranjera directa.
 
Sin embargo, no deja de llamar la atención que los requerimientos de divisas para poder financiar el déficit comercial serán cada vez mayores, en la medida en que la economía dé muestras de un mejor comportamiento.
 
En el desglose de las cifras, sobresale el lento avance de las exportaciones manufactureras, sobre todo las no automotrices, algo que podría limitar el potencial de apreciación del peso.
 
Por el lado de las importaciones, destaca también un pobre desempeño, lo que puede ser un indicio de la lenta recuperación del mercado interno.
 
Bajo condiciones de un lento crecimiento de las exportaciones y de un bajo dinamismo de la economía en general, resulta inconveniente contar con una moneda demasiado fuerte.