Archivo

Peso avanza 1.05%, en su mejor comportamiento en cuatro meses

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 10 enero 2014 14:12

[El dólar, con liquidación a 48 horas, cerró la semana en 12.987 unidades a la venta./Arturo Monrroy]


 
Esteban Rojas H
 
Datos favorables por debajo de lo esperado en el mercado laboral norteamericano alejaron, por el momento, al fantasma de que la Reserva Federal pueda bajar a mayor velocidad su compra de bonos, lo que favoreció al peso.
 
El dólar, con liquidación a 48 horas, cerró la semana en 12.987 unidades a la venta, lo que implicó para el peso un avance de 13.80 centavos, semejante a 1.05 por ciento. Esta variación constituye el mejor comportamiento del peso desde el 18 de septiembre del 2013.
 
En el periodo del 6 al 10 de enero, la moneda nacional registró un balance positivo, al ganar 0.86 por ciento. Con dicho comportamiento corto una larga racha de pérdidas que se extendió por cuatro semanas.
 
En el tipo de cambio rompió a la baja la barrera psicológica de las 13.0 unidades, por primera vez desde el pasado 6 de diciembre. En operaciones intradía tuvo un mínimo en 12.9810 y un máximo en 13.0340 unidades.
 
La moneda nacional se vio apoyada por la ola de compras de activos de mayor riesgo, provocada por una noticia del mercado laboral norteamericano mala, bajo las actuales circunstancias se volvió favorable.
 
En los Estados Unidos, se generaron solamente 74 mil nuevos puestos de trabajo, el menor aumento desde enero de 2011, lo que terminó por eclipsar la baja en la tasa de desempleo a 6.7 por ciento.
 
Las cifras mixtas del mercado laboral le pueden restar argumentos a la Fed para disminuir a mayor velocidad sus compras de bonos.
 
Las reacciones no se hicieron esperar, la tasa del bono líder del tesoro a 10 años disminuye, lo que también se reflejó en un debilitamiento del dólar.
 
El billete verde retrocedió 0.40 por ciento frente a una canasta de seis divisas referenciales.
 
La debilidad en los fundamentales de la principal economía del mundo no es una buena noticia para el sector exportador de México ni para el envío de remesas, entre otras cosas.
 
La tregua dada el viernes en el ámbito financiero, también puede ser efímera, dado que los mercados seguirán teniendo altibajos dependiendo de las cifras que en adelante se vayan dando, en donde es probable que prevalezca un cierto sesgo a la recuperación.