Archivo

Peso acumula baja de 0.92% en dos jornadas; dólar cierra hoy en $13.1065

06 febrero 2014 3:47 Última actualización 14 enero 2014 14:28

 [En los últimos días el tipo de cambio a operado en un rango de entre 12.98 y 13.16 pesos por dólar, al mayoreo. / Bloomberg / Archivo] 


 

Esteban Rojas H.
 
Datos económicos mejores a lo esperado reportados en Estados Unidos le dieron apoyo al dólar en el mercado internacional, lo que influyó negativamente en el comportamiento del peso, que hiló su segundo retroceso, acumulando una disminución de 0.92 por ciento.
 
Información publicada por el Banco de México ubicó el martes al cierre del dólar en 13.1065 unidades a la venta, lo que implicó para el peso una baja de 23.30 centavos, equivalente a 0.25 por ciento.
 
En los últimos días, el tipo de cambio sigue congestionado dentro de un rango estrecho, ubicado entre 12.98 y 13.16 pesos, en el mercado de mayoreo.
 
Dentro de lo destacado, se ha observado que al descender la paridad cambiaria por debajo de las 13.00 unidades se genera una mayor demanda de dólares.
 
En la sesión del martes, se dio una combinación de datos económicos favorables en los Estados Unidos y el alza en el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, lo que dio por resultado un cierto apoyo para el dólar.
 
El billete verde avanzó 0.09 por ciento respecto a una canasta de seis divisas referenciales.
 
En Estados Unidos, el incremento en diciembre de 0.7 por ciento en las ventas minoristas, que excluyen automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios alimentarios, contribuyó a quitar un poco el mal sabor de boca que había dejado el débil reporte del mercado laboral, dado a conocer el pasado viernes.

Adicionalmente, los precios de importaciones no registraron ningún cambio, lo que quita argumentos a la Fed para tener que acelerar su programa de retiros de estímulos económicos.

Un mejor comportamiento de los fundamentales del principal socio comercial de nuestro país a la larga debe apoyar un mejor comportamiento del sector exportador, lo que también debería mejorar la posición del peso.

En el corto plazo, es factible todavía esperar un comportamiento volátil en el tipo de cambio, dado que la recuperación de la economía de EU no será lineal, lo que se traducirá en indicadores con claroscuros.