Archivo

Peso acumula baja de 0.78% en dos sesiones, dólar en 13.125

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 09 enero 2014 14:22

[El dólar se vio impulsado ante la posibilidad de menores estímulos económicos de la Fed. / Bloomberg / Archivo]


 
Esteban Rojas H. 
 
La tensión prevaleció el jueves, previo a la publicación de datos clave sobre el mercado laboral norteamericano. Esta situación mantuvo alejados a los participantes de activos de mayor riesgo como las acciones, a lo que no pudo escapar el peso.
 
En el mercado de mayoreo, el dólar cerró en 13.125 unidades a la venta, la mayor cifra desde el pasado 2 de enero, de acuerdo con cifras publicadas por el Banco de México. En el día, el peso perdió 2.05 centavos, equivalentes a 0.16 por ciento.
 
En las últimas dos sesiones, la moneda nacional acumuló una caída de 0.78 por ciento.
 
En la jornada, la paridad cambiaria alcanzó un máximo en 13.1595 y un mínimo en 13.116 pesos.
 
Los participantes de los mercados adoptaron una postura defensiva, después de conocer que las solicitudes por seguro de desempleo en los Estados Unidos se ubicaron en 330 mil, dato mejor a lo esperado.
 
Cifras más fuertes en el mercado laboral norteamericano, generan una mayor expectativa en torno a la posibilidad de que la Reserva Federal pueda disminuir más rápidamente su compra de bonos.
 
Una menor inyección de liquidez por parte de la Fed, contribuirá a impulsar al dólar.
 
El billete verde presentó un cambio poco significativo frente a una canasta de seis divisas.
 
La decisión del Banco Central Europeo y del Banco Central del Reino Unido de mantener sin cambio sus respectivas tasas de interés de referencia, contribuyó a darle cierto apoyo al euro y a la libra esterlina.
 
En el caso de la moneda comunitaria, su recuperación se puede ver acotada en tanto que la inflación se mantenga excesivamente baja, dado que esto puede ser un catalizador para que el banco central pueda llevar a cabo nueva medidas de flexibilización monetaria.
 
Por el contrario, en los Estados Unidos crece el temor de un mayor apretón monetario por parte de la Fed. Esta escenario se podría crecer en el caso de que los datos de empleo que se publicarán mañana resulten más fuertes de lo esperado.