Archivo

Pese al choque PAN-PRI, habrá reforma energética

06 febrero 2014 7:25 Última actualización 04 noviembre 2013 5:2

[Juan Bueno Torio desestima amagos como los de Corral y anticipa que buscarán acordar una mayoría calificada / Cuartoscuro] 


 
Víctor Chávez / Rivelino Rueda
 

Diputados federales del PRI y PAN aseguraron que las diferencias por la reforma hacendaria quedarán atrás y que habrá reforma energética después de la reforma político-electoral que en breve llegará al Congreso de la Unión.
 
El Partido Acción Nacional en la Cámara de Diputados aclaró que, a pesar de los choques y desacuerdos con el PRI por la reforma fiscal, “habrá reforma energética” y que buscarán acercamientos y consensos con el gobierno federal y su partido para su aprobación.
 
“Nosotros queremos que el país siga adelante; ojalá la soberbia que mostraron el PRI y el presidente Peña en la reforma fiscal no se la misma y hayan aprendido la lección”, precisó el panista Juan Bueno Torio, secretario de la Comisión de Energía de la Cámara baja.
 
En entrevista, Buen Torio desestimó los amagos de algunos senadores de su partido –como el caso de Javier Corral, quien adelantó que el PAN podría “no acompañar al PRI” en la reforma energética después de no atender sus reservas y quejas en la reforma fiscal– al aclarar que “el PAN no acompañara al PRI, sino que buscará acuerdos y una mayoría calificada en el Congreso de la Unión para aprobar la iniciativa del PAN”.
 
Es decir –anotó– “nosotros no vamos con la reforma del PRI y de Peña Nieto, porque es una propuesta inadecuada y mal diseñada, sino buscamos ir con la reforma que siga la filosofía del PAN.
 
Buscaremos acordar y convencer de que lo que le conviene al país es una reforma no con contratos de utilidad compartida, sino una que abra más a Pemex a la iniciativa privada en la Constitución, con plena rectoría del Estado, que combata la corrupción, que la convierta en una empresa como cualquier otra frente a la competencia y que tenga capacidad para explotar, con tecnología moderna, en aguas profundas”.
 
De la mano con la política
 
Marco Antonio Bernal Gutiérrez, diputado del PRI y presidente de la Comisión de Energía en el Palacio Legislativo, sostuvo que “las negociaciones para la reforma energética van muy bien y vendrá después de que se desahogue el Presupuesto de Egresos para el 2014 y que se procese la reforma político-electoral”.
 
Por encima de las diferencias en la reforma fiscal, “los grupos de trabajo hemos ido avanzando en aproximarnos, sólo falta retomar el tema y que lo procesemos”.
 
Opinó que “las amenazas y amagos” de algunos senadores del PAN “son actitudes mañosas y muy mentirosas”, pues “me parece que el PAN ha estado actuando de manera dolosa al hacer este tipo de afirmaciones, ya que sabe perfectamente, y ese es su discurso también, que en la reforma energética no apoyan al PRI, sino a la modernización del sector energético del país”.
 
Desde el PRD, el diputado Luis Espinoza Cházaro, también secretario de la Comisión de Energía y enlace de la dirigencia nacional de su partido con las mesas de debate sobre la reforma energética, estimó que el choque de la reforma fiscal “si afectó los acuerdos del PRI y PAN para la reforma energética, sí movió el tablero político y ahora todo dependerá de los acuerdos que se alcancen en la reforma política-electoral para poder avanzar”.
 
Dijo que “el PAN va a replantear su posición” frente a la energética y que, por ejemplo, el tema del fondo soberano –manejo de recursos de Pemex– será un tema en el que no habrá acuerdos entre el PRI y el PAN.
 
“El PAN no va a dejar morir el tema fiscal y viene una batalla de sus gobernadores”. Por lo pronto, “el PRD se mantiene en su misma ruta, será inamovible en que se retire todo intento de reforma constitucional en la materia y en ese sentido no irá con el PRI ni con el PAN”.