Archivo

Peña Nieto prevé 35 mmdd en IED para el cierre de año

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 10 octubre 2013 14:52

   [EPN señaló que son las inversiones las que acreditan que el mundo está volteando los ojos hacia México./Reuters/Archivo] 


 
Eduardo Ortega

El presidente Enrique Peña Nieto dijo hoy que gracias a las buenas perspectivas que tiene nuestro país, al cierre del año México podría captar 35 mil millones de dólares de inversión extranjera directa.
 
Al inaugurar la planta de ensamble Chrysler Promaster en Saltillo, Coahuila, Peña Nieto precisó que la inversión extranjera directa que se ha hecho en el primer semestre de este año es de más de 23 mil millones de dólares, es decir, casi 24 mil millones de dólares, que sin duda contrasta con inversiones anteriores.

"Ése es el potencial que tiene México y estas inversiones acreditan que el mundo entero está volteando los ojos hacia nuestro país, que está habiendo confianza y que están habiendo inversiones productivas en beneficio del desarrollo de México", indicó el Ejecutivo Federal

Afirmó que su administración está dispuesto a "romper los moldes" para impulsar las transformaciones que detonen el desarrollo del país.

"Por eso hemos decidido no mantenernos pasivos, no mantener o administrar las inercias, sino al contrario, dar un paso hacia adelante, mover a México, mover las conciencias, romper los moldes de actuación que ya no funcionan para el desarrollo del país y atrevernos a cambiarlos.

"Claro, conscientes de las resistencias que eventualmente estos cambios puedan traer consigo, pero conscientes de que es importante dar estos pasos para asegurar crecimiento y desarrollo mayor para los mexicanos, para las familias de México y para el país entero", señalo.

En ese sentido, habló de la importancia de reformas como la financiera, telecomunicaciones, competencia económica y energética, las cuales le están dando un mejor marco al desarrollo del país.

"Ése es el alcance y ese es el objetivo que tienen las reformas que estamos impulsando. Quizá lo cómodo sería no hacer nada, mantenernos en la inercia, mantenernos en la constante, fuera quizá la posición más cómoda, de mayor tranquilidad, pero estamos resueltos a cambiar y a transformar al país, porque apostamos a estas reformas traerán para México mayores beneficios en el corto, mediano y sobre todo en el largo plazo", agregó.

Para el mandatario ése es el horizonte que tiene nuestro país por delante, un horizonte de mayor esperanza y de mayor crecimiento al que queremos abonar, contribuir y realmente materializar en todo lo que se viene haciendo.