Archivo

Peligros para la economía mexicana se encuentran en el exterior: BM

06 febrero 2014 3:44 Última actualización 16 enero 2014 22:59

 [Se trata de la recuperación de la economía mundial y la salida agresiva de la política monetaria laxa, estima el analista Joost Draaisma / Bloomberg]


 
 

Ixel González
 

Los tres principales riesgos para el crecimiento económico del país, a mediano plazo, se encuentran en el sector externo, indicó Joost Draaisma, economista senior para México del Banco Mundial.
 
Explicó que el primer peligro es que la recuperación económica mundial no se dé cómo se prevé, de igual forma, otro factor de riesgo sería una salida agresiva de la política monetaria laxa a nivel mundial, pues podría derivar en un sentimiento de salida de capitales de mercados emergentes.
 

A los inversionistas internacionales se les dificultaría distinguir bien entre los diferentes países emergentes y por ser sus posiciones en México más liquidas, podrían preferir liquidarlas en el corto plazo”, dijo el experto.
 
Destacó que la sola sugerencia del comienzo del retiro de las inyecciones de liquidez que la Reserva Federal ha venido realizando, en el verano pasado elevó las tasas de interés de largo plazo en la unión americana casi en 100 puntos base, y en México prácticamente en 200 puntos, al igual que en otros mercados emergentes.
 
Sin embargo, consideró que el marco de política macroeconómica mexicano es lo suficientemente firme para absorber estos choques, además de que es posible que la salida de la política monetaria extraordinariamente laxa de Estados Unidos sea gradual y suave.
 

Draaisma indicó que un tercer riesgo para México podría ser una menor producción de petróleo, en la cual “todavía existen algunos focos amarillos”, pues en general los precios de los commodities han venido disminuyendo, y continuarían haciéndolo si no hay suficiente recuperación del crecimiento mundial, particularmente en China.
 
El especialista indicó que es viable un crecimiento económico mexicano ligeramente arriba de 3 por ciento, pero este avance no es suficiente para la población mexicana, por lo que si se quiere un mayor ritmo se necesitará de una buena implementación de las reformas estructurales.
 
Indicó que si se logra crecer a tasas de 4 por ciento a mediano plazo de forma continua, “ya sería un gran logro”.