Archivo

Partidos y sindicatos rendirán cuentas

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 27 noviembre 2013 5:10

 [Sólo la Oficina de la Presidencia y Banxico podrán interponer recursos ante la Corte / Cuartoscuro]


 
 
Víctor Chávez
 
Luego de 14 meses de desacuerdos y discusiones entre diputados y senadores, la Cámara de Diputados concluyó el proceso legislativo federal de las reformas constitucionales que facultan y fortalecen al Ifai para transparentar el uso y manejo de los recursos públicos en sindicatos, partidos políticos, fideicomisos, fondos públicos y en toda persona física o moral que ejerza dinero del erario.
 

Después de que el presidente Enrique Peña envió al Senado de la República, desde el 10 de septiembre del año pasado –aún como presidente electo– el proyecto de reformas a los artículos 6, 73, 76, 89, 105, 108, 111 y 122 de la Constitución Política, con 424 votos a favor, 16 en contra y 4 abstenciones los diputados terminaron con el intenso “peloteo” entre ambas cámaras del Poder Legislativo y enviaron el dictamen a los Congresos locales para su aval.
 

Sin cambios ni mayores trámites, en un breve acto los diputados aprobaron las modificaciones hechas por los senadores, que incluyen los requisitos para nombrar a los nuevos comisionados, el destino de los actuales y considerar al Banco de México como el único organismo autónomo que podrá resistirse a otorgar información solicitada por el Ifai –mediante la presentación de una controversia constitucional–, cuando considere que se trata de un asunto de “seguridad nacional”.
 
Ifai: resoluciones definitivas
 
Con ellos, de aprobarse en los congresos estatales, las resoluciones del Ifai serán “definitivas e inatacables”, por lo que todas las instancias que reciban recursos públicos estarán obligadas a transparentar sus recursos, aunque se estableció como excepción a la Oficina de la Presidencia de la República que, también cuando considere que se trata de un asunto de “seguridad nacional”, podrá acudir a la Suprema Corte y oponerse a atender las peticiones del Ifai.
 

El Senado aprobó el documento en diciembre pasado, lo turnó a San Lázaro, donde se modificó el 22 de agosto y regresó a la Cámara alta, que lo avaló con nuevos cambios, el miércoles 20 de noviembre, y envió de regreso a la Cámara de Diputados.
 
Aprobado por los diputados, el dictamen requiere aún del aval de la mayoría de los 31 Congresos estatales para enviarse al Ejecutivo federal y se publique en el Diario Oficial de la Federación, con el fin de que entre en vigor de inmediato.
 
Los alcances
 
El dictamen establece que es pública toda la información en posesión de cualquier autoridad, entidad, órgano y organismo de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, órganos autónomos, partidos políticos, fideicomisos y fondos públicos.
 
Asimismo, de cualquier persona física, moral o sindicato que reciba y ejerza recursos públicos o realice actos de autoridad en el ámbito federal, estatal y municipal.
 
Precisa que la información sólo podrá ser reservada temporalmente por razones de interés público y seguridad nacional, en los términos que fijen las leyes.
 
Diputados de todos los partidos se felicitaron por los acuerdos alcanzados en esta reforma constitucional para el Ifai, al sostener que “se amplía la transparencia y rendición de cuentas, se otorga autonomía plena a este organismo y sus resoluciones serán inatacables, con el propósito de que el ciudadano cuente con mejores herramientas para evaluar a sus funcionarios públicos y representantes”.
 

Prevalecerá el principio de “máxima publicidad”, bajo el cual tendrán que operar las instancias que sean auspiciadas por parte del gobierno en sus diversos niveles.
 
Se aclara que los actuales comisionados del Ifai podrán formar parte del nuevo organismo autónomo por el tiempo que resta de su nombramiento, aunque para ese propósito se debe presentar una solicitud formal al Senado de la República, que resolverá en un plazo de 10 días, y su eventual ratificación debe ser avalada por dos terceras partes de los legisladores presentes.