Archivo

Parálisis costaría 300 millones diarios a la economía de EU

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 01 octubre 2013 15:33

[Una parálisis de 21 días como la de 1995-1996 podría reducir el crecimiento entre 0.9 y 1.4 puntos porcentuales. / Bloomberg / Archivo]


 
Bloomberg
 

Una parálisis parcial del gobierno federal podría costar a los Estados Unidos por lo menos 300 millones de dólares por día en actividad económica perdida en un primer momento, según IHS Inc.
 

Si bien es una pequeña parte de la economía de 15.7 billones de dólares del país, es probable que el impacto diario de una parálisis se acelere si ésta continúa, en tanto declinan la confianza y el gasto de empresas y consumidores.
 

IHS, que tiene sede en Lexington, Massachusetts, estima que su pronóstico de un crecimiento de 2.2 por ciento anualizado en el cuarto trimestre se reducirá 0.2 puntos porcentuales en una parálisis de una semana.
 

Una parálisis de 21 días como la de 1995-1996 podría reducir el crecimiento entre 0.9 y 1.4 puntos porcentuales, según Guy LeBas, estratega jefe de renta fija de Janney Montgomery Scott LLC en Filadelfia.
 

“El gasto gubernamental tiene impacto en todos los aspectos de la economía y una interrupción del gasto, más que la pérdida directa de ingresos, amenaza con afectar la confianza de inversores y empresas de formas que pueden perjudicar mucho el crecimiento económico”, dijo ayer LeBas en una entrevista.
 

La Fed se abstuvo el 18 de septiembre de reducir el ritmo de 85 mil millones de dólares de compras de bonos que apunta a impulsar el crecimiento y dijo que hace falta más tiempo para evaluar el progreso de la economía. El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, William C. Dudley, dijo la semana pasada que el enfrentamiento por el presupuesto en Washington es uno de los riesgos en lo que respecta a las perspectivas.
 

El gobierno de los Estados Unidos enfrenta su primera parálisis parcial en 17 años conforme republicanos y demócratas seguían sin llegar a un acuerdo en lo relativo a si vincular modificaciones a la Ley de Atención de Salud de 2010 con una extensión a corto plazo del financiamiento gubernamental.