Archivo

Para esta Semana: pescado y mariscos en La nueva Viga

12 febrero 2014 5:0 Última actualización 27 marzo 2013 6:4

[Fotos: El Financiero / Archivo] Te presentamos una Guía para disfrutar de este mercado antes de que acabe la temporada de Semana Santa. 


 
Francisco Velázquez
 
 
No sólo las Iglesias se visten de fiesta en Semana Santa. También lo hace el mercado de ‘La nueva Viga’, también conocido como 'el puerto más grande del mundo' por ser un importante centro de distribución y compra-venta de pescados y mariscos en la Ciudad de México: comercializa aproximadamente 700 toneladas de producto por día pero durante los días ‘santos’, incrementa sus ventas hasta en 50% para vender entre 1,500 y 2,000 toneladas diarias.
 
¿Se animan a visitarlo? Está ubicado en Prolongación Eje 6 Sur 560, en San José Aculco, Iztapalapa, muy cerca de la Central de Abasto, en donde se puede encontrar precios para todos los bolsillos, y según la promesa de los comerciantes, más baratos que en otros mercados o ‘súpers’.
 
¿Qué se puede encontrar aquí?Mojarra de tamaño mediana - 45 pesos por kgCamarón (el precio depende del tamaño) – de 90 a 130 pesos por KgPescados de temporada: lebrancha, cojinuda y lisa – de 15 a 25 pesos por KgJaiba - 60 pesos por kgHuauchinango - 60 y 110 pesos por kgSierra - 70 pesos por kgRóbalo - 90 pesos por kgPescado blanco del Nilo - 80 pesos por kg
 
Puede verificar a detalle todos los precios, día por día, en el siguiente enlace. (Sólo se puede ver en Internet Explorer) http://www.economia-sniim.gob.mx/nuevo/
 

 
 
Una Semana atípica
 
Pese a la temporada, este año, los comerciantes han visto una caída en sus ventas de hasta 30%, según comentan los mismos locatarios.
 
La razón de las bajas son  las malas condiciones meteorológicas que no han permitido que llegue producto fresco, por lo que los han tenido que recurrir al producto congelado que los clientes pueden encontrar en los centros comerciales; además, los precios de este año se han incrementado, lo que causa que la gente que compra sólo para el consumo del hogar sienta que no tiene ningún beneficio al visitar el mercado.
 
"Las ventas están muy bajas, la mojarra se podía comprar a 20 pesos el kilo pero ahora nos la dan a 42 pesos y nosotros se la damos al público a 45 pesos el kilo; se le gana sólo 3 pesos", cuenta Rodolfo, locatario del lugar.
 
Otro ejemplo lo da Rosa, una comerciante que asegura que solía vender la jaiba que en 70 pesos pero debido a que ahora la compra a 140 pesos, la tiene que dar más cara. “Eso nos resta ganancias porque no podemos elevar mucho nuestros precios, pues la gente dejaría de venir".
 
Margarita, una comerciante más, comentó que a pesar de la época, no ha tenido muchos clientes. "Si lo comparamos con el año pasado, estamos vendiendo la mitad o un poquito más".
 
La situación afecta también a los comerciantes de alimentos preparados, pues a la época de Cuaresma los perjudica, ya que la gente deja de consumirlos y solamente acude el viernes, sábado y domingo (de la Semana Santa).
 

 
Un poco de historia
 
Pero aunque no esté interesado en seguir la costumbre de comer pescados y mariscos durante Semana Santa, este mercado resulta interesante.
 
Está al oriente de la Ciudad de México, rodeado de playas de asfalto. Desde que se llega al lugar es notorio el ambiente de algarabía. Amas de casa, comerciantes, familias completas y vigilantes se dan cita en el lugar para comprar y vender cerca de 65% de la producción nacional pesquera, así como especies que provienen de distintas partes del mundo, como Perú, Tailandia, Nueva Zelanda, China, Argentina, Chile, Estados Unidos, Alaska, Nicaragua, Ecuador, Costa Rica, Venezuela, entre otros.
 
'La nueva Viga', según datos del Consejo de Administración del Mercado, recibe alrededor de 25,000 clientes todos los días, que son atendidos en los 422 locales distribuidos en una superficie de 90,215 metros cuadrados.
 
Los locatarios inician sus actividades desde las 4 de la mañana, para concluirlas hacia las 6 de la tarde.
 
Frente a este centro se localizan 30 restaurantes que ofrecen desde el clásico coctel de camarón hasta los platillos más exóticos, como el filete de chucumite frito, especies compradas en el mercado desde 1992 cuando se trasladó de la Calzada La Viga (donde estuvo desde los años 60) a la delegación Iztapalapa, donde está hoy.
 
Durante las 14 horas que se encuentra abierto el mercado, la música, silbidos, sonidos de llantas y motores son la constante. “¿Qué buscaba, güerita?” “¿Qué le damos?” “¡Pásele, pásele!” “¡Lleve su camarón, jefe!”.
 
Mientras unos hacen la invitación, otros más descargan o transportan mercancía. Incluso, algunos pican moluscos, pescados o mariscos para reducirlos a pequeños pedacitos que no superan los 2 centímetros. "A parte de comprar piezas completas, las ‘marchantas’ vienen por carne lista para cocinar y así ahorrarse la talacha", dice uno de los comerciantes.
 
Aquí también es posible observar la forma en la que, sobre tablas o cualquier otra superficie plana, los trabajadores del mercado filetean, desescaman y "limpian" hasta la última parte de la gran variedad de pescados que ofrecen.
 
Como es de suponer, además de las familias, llegan cientos de restauranteros o dueños de marisquerías a 'La Nueva Viga'.
 
Es el caso de Emilio, propietario de una marisquería ubicada en el Estado de México, que asiste a este centro de distribución cada 2 ó 3 días para surtir su negocio. Asegura que viene aquí porque los precios son más económicos.
 
"He llegado a comprar el camarón de buena calidad hasta en 60 pesos, cosa que no conseguiría si lo surtiera en otro lado", dice el restaurantero que tiene 10 años en el negocio.