Archivo

Pacto por México corre por cuerda separada: Camacho

12 febrero 2014 4:33 Última actualización 28 junio 2013 4:22

[Cuartoscuro]


 
 
Fernando Ramírez de Aguilar L.
 
Para la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional los primeros 6 meses de vigencia del Pacto por México han servido para refrendar el interés de las principales fuerzas políticas y de los sectores productivos en llevar a cabo las reformas estructurales que requiere el país.
 

César Camacho Quiroz, presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, dijo a El Financiero que “el Pacto por México corre por cuerda separada, porque tiene que ver con los asuntos más delicados del país” y consideró que 'las naturales diferencias' entre el PRI, PAN y PRD, ahora que habrá elecciones en 14 estados, “no debe servir de pretexto para no seguir trabajando por el interés superior de todos y que es el progreso del país”.
 
El dirigente nacional tricolor insistió en que “hay cuando menos 8 mesas trabajando ahora mismo o a punto de iniciar su trabajo, cuando menos seis de la reforma político-electoral y la de educación, y la de telecomunicaciones. Y como he dicho más de una vez, la de telecomunicaciones dará paso a 3 mesas específicas: estrictamente telecomunicaciones, competencia económica y radio y televisión públicas.
 
“De modo que se ha ampliado el número de integrantes entre especialistas, representantes de los partidos y del gobierno, que están involucrados en la elaboración de los documentos de trabajo. Ha sido decisión de los tres partidos involucrar mucho más a los legisladores, quienes más temprano que tarde revisarán desde sus Cámaras las iniciativas que lleguen, de modo que así avanzamos un poco en la discusión de los temas. Yo estoy optimista porque advierto que el Pacto sortea todos los escollos”, indicó.
 
--¿Hasta cuanto aguanta el Pacto por México?--, se le preguntó a Camacho Quiroz y respondió:
 

“Esto lo hemos valorado y justamente creo que la buena organización, que es resultado del buen entendimiento entre los partidos y el gobierno, será la garantía de que no haya desorden y por lo tanto improductividad en el Pacto. El Consejo Rector, que es el núcleo que está integrado grosso modo por 25 personas, se reúne periódicamente, pero en algunos momentos nos reunimos 5 personas, es decir, los 3 presidentes de los partidos, la Oficina de la Presidencia y alguno de los secretarios. Ese es, diríamos, el núcleo del Pacto, y yo creo que mientras allí nos entendamos y podamos hablar a veces fuerte, pero al final logremos acuerdos, el Pacto seguirá siendo productivo.
 

--¿Cuáles son las debilidades en el corto plazo?, por todos estos problemas que se están presentando en torno a las elecciones del 7 de julio
 

“Creo que puede bajar el ritmo o dejar de producir proyectos de iniciativa; pueden ser sus debilidades, pero creo que por ahora no se avizoran. Vamos a buscar los consensos en la reforma energética y en la reforma fiscal y bancaria. ¿Cuándo? A partir del segundo semestre. Y sean cual sean los resultados de las elecciones, no deben de servir de pretexto para no seguir trabajando a favor del país.
 
“Yo sigo creyendo en la buena fe de los presidentes de los partidos de Acción Nacional y del PRD, somos compañeros por encima de nuestra militancia, mexicanos, y nadie puede tener la mezquindad a la que obligaría un sesgo o una desviación de los asuntos más importantes, que algunas han esperado décadas para hacer atendidos, solo con el pretexto de las elecciones. Las elecciones deben estar blindadas por los propios ciudadanos y por las autoridades electorales de cada estado”, añadió.
 

“Por lo demás, el Pacto por México tiene intereses tan importantes y superiores que ningún político de medio pelo le va a hacer daño. En consecuencia, nosotros seguimos listos, firmes, para mantener la productividad del propio Pacto por México, que tiene ya instaladas cuando menos 8 mesas de trabajo, en temas como educación, telecomunicaciones, competencia económica, y 5-6 que están por instalarse o ya se instalaron, en materia político-electoral”, expuso Camacho Quiroz.