Archivo

P&G desafía la debilidad del consumo en México

07 febrero 2014 5:59 Última actualización 27 agosto 2013 5:35

[Su presidente,Tomás Varela, asegura que corporativo sigue creciendo / Édgar López / El Financiero]


 
 
Miguel A. Pallares
 
 
Con o sin reformas, Procter & Gamble (P&G) invertirá 100 millones de dólares en México en éste y los próximos 5 años, pues la desaceleración en el consumo del país no ha afectado, hasta ahora, los resultados de la firma, aseguró Tomás Varela, presidente y director general del corporativo.
 
 
“Estamos convencidos de los cambios que se requieren hacer y estamos apostando al futuro de México en los próximos tres o cinco años. Mantenemos, sobretodo, la inversión que tiene que ver con la investigación y desarrollo, porque P&G es una compañía totalmente enfocada en innovación”, dijo en entrevista el directivo que asumió el cargo el 1 de mayo de 2013.
 
 
La dueña de marcas como Pantene, Ariel y Oral-B vendió en 2012 más de 2 mil 200 millones de dólares anuales en México, mientras que a nivel mundial sus ingresos superaron los 83 mil 600 millones de dólares.
 
 
En 2011, P&G abrió su novena planta en México. Una factoría donde se fabrican navajas y rastrillos de la marca Gillette, así como otros de sus productos de cuidado personal, la cual es considerada una de las más grandes de Latinoamérica, pues abarca un área de 400 mil metros cuadrados.
 
 
Actualmente el 50 por ciento de la producción de la multinacional en el país se destina para consumo interno y el resto para exportación a Latinoamérica, Estados Unidos, Asia y Europa.
 
 
En su reporte anual de 2011 la empresa dijo que vendió 20 dólares en productos por cada mexicano, mientras que en Estados Unidos, su principal mercado, el consumo fue de 96 dólares por habitante.
 
 
“La región Latinoamérica está dando los resultados esperados y México, junto con Brasil, juegan un rol preponderante. Nosotros estamos comprometidos a seguir participando de manera muy activa y ganando en México”, comentó Varela, quien comenzó su carrera en The Gillette en Colombia y se unió a P&G México en 2006.
 
 
Latinoamérica es la segunda región con mayor crecimiento para P&G a nivel mundial, sólo por debajo de Asia. El corporativo divide sus operaciones en cinco regiones, Norteamérica es la más grande y concentra el 39 por ciento de sus ingresos, pese a que su participación ha ido a la baja en los últimos tres años.
 
Optimismo
 
 
Varela aseguró haber cumplido con sus objetivos de crecimiento en México durante el año fiscal que terminó en junio de 2013,  a pesar de la debilidad del consumo doméstico registrada en la primera mitad del año. Apuntó que en julio-agosto de este nuevo periodo no ha visto una desaceleración en sus ventas. Sin embargo, declinó dar datos al respecto.
 
 
“Estamos buscando crecer por encima de los indicadores y lo estamos logrando. El mensaje es que lo que nos hemos propuesto para julio-agosto lo hemos conseguido”, agregó.
 
 
Sobre su apuesta en productos, el ejecutivo destacó que la empresa participa en 24 categorías. Las de mayor tamaño son las de lavado de ropa, cuidado personal y afeitado. “Tenemos el objetivo de hacer crecer todas  las categorías”, dijo.
 
 
Con marcas como Ariel, Charmin, Koleston y Pampers, P&G compite con jugadores de la talla de L’Oréal, Unilever y Kimberly Clark. La compañía opera en cerca de 75 países y sus marcas están disponibles en más de 180 naciones.