Archivo

OEA rechaza uso de ejército en lucha contra el narcotráfico

12 febrero 2014 4:56 Última actualización 25 abril 2013 14:46

  [Bloomberg/Archivo] Miguel Insulza dijo que para combatir al narco existen aparatos de seguridad pública.   



Notimex

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, rechazó hoy el uso de los ejércitos en el combate al narcotráfico, tras indicar que "la droga es un tema de seguridad pública pero no militar, ni de guerra".

"No se puede decir vamos a sacar a los ejércitos a las calles, sino hacer los ajustes que se consideren necesarios en una política que debe tener un componente de interdicción", aseveró Insulza al participar en el VIII Foro Económico Mundial sobre Latinoamérica.

El líder del organismo interamericano opinó que "para combatir ese flagelo existen los aparatos de seguridad pública, como las fuerzas policiales, así como políticas que apuntan a la interdicción, para impedir el tráfico ilícito de estupefacientes".

Insistió en que "los objetivos de las entidades policiales son distintos a los que persiguen los ejércitos, pese a que estos últimos pueden cumplir algún tipo de rol en la lucha antidrogas".

"Determinada fuerza armada puede cumplir un papel, pero no se trata de tener un enfoque de guerra con soldados y ocupación de ciudades", enfatizó Insulza durante su participación en el debate "Políticas de Drogas: Desatando el Nudo".

El secretario general de la OEA sostuvo que el elemento sustancial en la lucha contra las drogas es entender que se trata de un tema de salud pública, en el que los adictos no son criminales, sino personas con una enfermedad crónica.

Recomendó además sumar el enfoque de seguridad pública, pues el narcotráfico genera delincuencia, corrupción, violencia y crímenes, situaciones que ameritan la intervención de los Estados.

Al mismo tiempo, afirmó que se debe trabajar en el fortalecimiento de la capacidad del Estado para defender las leyes y el accionar de sus instituciones.
Según Insulza, hoy se aborda el tema de las drogas porque existe insatisfacción respecto a los resultados.

"No ha bajado el tráfico ilícito de drogas, por el contrario, se han fortalecido los clanes de la droga y los grupos criminales, la delincuencia y la violencia derivada de la droga", recalcó ante expertos de 40 naciones.

La lucha contra el narcotráfico en la región no es un tema militar ni una guerra, reiteró el dirigente de la OEA al pedir a los países darle a ese problema un enfoque de seguridad y salud pública.