Archivo

OCDE ve tendencia divergente entre economías desarrolladas y emergentes

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 08 agosto 2013 9:27

 [Bloomberg]  


Reuters
 
 
París .- El panorama económico está mejorando para los países más desarrollados, mientras que los datos apuntan una ralentización del impulso en las grandes economías emergentes, dijo el jueves la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que confirma una tendencia divergente en su indicador mensual.
 
 
La organización con sede en París dijo que su indicador adelantado compuesto mensual, que abarca 33 países miembros de la OCDE, subió a 100.7 en junio desde 100.6 en mayo.
 
 
El indicador señala que el crecimiento económico se está afirmando en Estados Unidos, Japón y Gran Bretaña y extendiéndose en la zona euro en general, con un crecimiento en Alemania regresando a su promedio a largo plazo y la economía de Italia también afirmándose, dijo la OCDE.
 
 
En el caso de México, el índice bajó levemente de 99.95 en mayo a 99.75 en junio.
 
 
Para los países no miembros de la OCDE China, Rusia y Brasil, sin embargo, el indicador siguió apuntando a una desaceleración del crecimiento, mientras que las perspectivas de la India mejoraron levemente.
 
 
Para los países de la OCDE en el índice, la ligera mejoría llevó la nueva lectura por encima de su promedio a largo plazo de 100.
 
 
El indicador adelantado compuesto mensual de la OCDE está diseñado para entregar indicios anticipados de puntos de giro en los ciclos económicos.
 
 
El indicador aporta más evidencia de que el panorama económico está mejorando en los países desarrollados, mientras que para los mercados en desarrollo se aprecia un enfriamiento.
 
 
Esta semana, otros índices han mostrado que la actividad empresarial a lo largo del mundo emergente se contrajo por primera vez en cuatro años durante julio, mientras que el sector privado en la zona euro anotó su primer alza en la actividad en 18 meses, inspirado por un repunte en las manufacturas.
 
 
Pero aunque en los últimos dos años la rápida expansión de China se ha frenado, el repunte más fuerte al esperado en sus exportaciones en julio informado el jueves aumenta las expectativas de estabilización para la segunda mayor economía mundial.
 
 
Las exportaciones de Alemania crecieron en junio, según datos publicados el jueves, lo que sugiere que, junto con las pronunciadas alzas en los pedidos de la industria y la producción, la mayor economía de Europa está recuperándose lentamente tras su reciente debilidad.