Archivo

Obama culpa a oposición por cierre del gobierno

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 01 octubre 2013 5:19

[Prevalece desacuerdo entre demócratas y republicanos por el presupuesto / Bloomberg] 


 
 
Agencias
 
 
WASHINGTON, DC.–– El gobierno federal de Estados Unidos suspendió su trabajo hoy a partir de las 24:00 horas (23:00 del lunes en México), luego de que persistió el desacuerdo sobre el presupuesto en el Congreso. El presidente Barack Obama culpó a la mayoría republicana de la Cámara de Representantes y le advirtió que no podrá frenar su plan de salud, algunos de cuyos capítulos más importantes entraron este martes en vigor.
 
 
“No pueden cerrarlo. No importa lo que decida hacer hoy el Congreso, la Ley de Atención Asequible avanza”, manifestó el mandatario pasadas las 16:00, tras subrayar que la inminente parálisis, que afectará operaciones no esenciales, “lanzaría un palo a las ruedas de nuestra economía”, por lo que pidió a los legisladores “pagar nuestras cuentas a tiempo y nunca, jamás, amenazar la buena fe y el crédito de EU”.
 
 
Manifestó que su esperanza era llegar a un acuerdo “otra vez en la undécima hora” y, tras recalcar el impacto negativo en la economía, que llamó “el colmo de la irresponsabilidad”, señaló que “todo esto es totalmente prevenible si la Cámara decide hacer lo que ya hizo el Senado, el simple acto de financiar a nuestro gobierno sin efectuar demandas extrañas y polémicas”.
 
 
Después de su mensaje, Obama telefoneó al liderazgo republicano y demócrata en ambas cámaras, pero no logró destrabar la situación. Antes, los diputados republicanos anunciaron otro plan para aplazar la entrada en vigor del mandato individual para asegurarse que incluye el Obamacare, además de prohibir que el personal del Capitolio tenga acceso a sus beneficios.
 
 
 

Rechazo
 
 
En total, los demócratas que controlan la Cámara alta descartaron tres iniciativas republicanas para financiar al gobierno, pero retrasando hasta un año el Obamacare. A una hora del cierre, Harry Reid, su titular, desechó la solicitud para un comité de conferencia bicameral que trataría de superar la crisis, al expresar que “no iremos al comité con una pistola en la cabeza”.
 
 
Después de las 24:00, la Casa Blanca difundió un mensaje de video para los militares, en el que Obama prometió trabajar con el Capitolio para reanudar actividades “tan pronto como sea posible”; indicó que los uniformados se mantendrán en servicio, aunque aceptó que el personal civil del Pentágono será licenciado por falta de fondos. John Boehner, líder republicano de la Cámara baja, insistió en que dicha instancia cumplió su trabajo, mientras algunos de sus colegas moderados pedían su cabeza y otros, como Peter King, culpaban al senador Ted Cruz, uno de los favoritos del Tea Party, por la falta de consenso.