Archivo

Normalizar las condiciones monetarias 'será traumático'

10 febrero 2014 5:17 Última actualización 24 julio 2013 5:59

[Cuartoscuro]


 
 
Clara Zepeda Hurtado
 
 

A 6 años de estallar la crisis financiera más grande desde los años treinta en Estados Unidos, el mundo sigue inmerso en su legado, y abandonar las medidas de apoyo no convencionales por los bancos centrales 'será traumático', afirmó Guillermo Ortiz Martínez.
 
 
El presidente del consejo de administración de Grupo Financiero Banorte alertó que “está muy claro que en la medida que el mundo se vaya recuperando, vamos a empezar a ver la normalización de las condiciones monetarias, por lo que las tasas de referencia tienen que subir en el mundo, y este ajuste no dejará de ser traumático”.
 
 

El ex gobernador del Banco de México aseveró que después de más de media década del inicio de la crisis, los apoyos monetarios no pueden seguir para siempre, por lo que en el mediano plazo las condiciones de liquidez tenderían a normalizarse.
 
 

En el marco del campanazo simbólico de la oferta pública primaria subsecuente más grande en la historia de México, de Grupo Financiero Banorte, por 31,987 millones de pesos (2,540 millones de dólares), Ortiz Martínez manifestó que todos los procesos de desendeudamiento, que normalmente siguen a la erupción de una crisis financiera, son sumamente dolorosos y su recuperación es tardada.
 
 

“Las respuestas que los (países) desarrollados han dado para impulsar la actividad económica, ante la contracción en el sector privado, hogares, empresas, ha dejado distorsiones importantes en los mercados financieros, por las entradas masivas de flujos de capital a mercados emergentes para buscar mejores rendimientos.
 
 
“Pero esta laxitud monetaria no puede seguir para siempre. Ante los primeros avisos de retiro paulatino de los estímulos hubo correcciones en los mercados desde mayo. Esta película ya la vimos, obviamente en distinta época y dimensión”, sostuvo Guillermo Ortiz.
 
 
En medio de este impasse internacional, destacó que el proceso de reformas estructurales que se llevan a cabo en el país diferencia a México del resto de las economías emergentes en el actual contexto de incertidumbre financiera.
 
 
“Se han registrado salidas (de capitales) de los mercados emergentes, en México esto ha sido menor.
 
 
“Sin embargo, nuestro país se diferencia de otros emergentes en cuanto a la fortaleza de sus indicadores macroeconómicos; es una economía más competitiva y el proceso de reformas le ha dado una distinción dentro de los mercados emergentes”.