Archivo

Negocia Senado flexibilidad en contratos petroleros

06 febrero 2014 6:52 Última actualización 06 diciembre 2013 5:41

 [Buscan PRI y PAN conciliar posiciones sobre la reforma energética para elaborar este viernes el dictamen. / Cuartoscuro] 


 
 
Rivelino Rueda
 
 
 
Las negociaciones en el Senado de la República se concentraron ayer en la conciliación de las propuestas de PAN y PRI en torno a la participación privada en la apertura energética, con la expectativa de que los contratos se otorguen de acuerdo a cada caso y área específica.
 

Mientras los presidentes de las comisiones de Energía, Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos difirieron para hoy viernes la instalación de las mesas de trabajo, con el propósito de iniciar la redacción del dictamen el domingo, la bancada panista anunció que defenderán los “puntos irreductibles” que contiene su iniciativa.
 
 
Pero los panistas también mostraron una posición flexible en el tema de los contratos y de la apertura.
 
 
Francisco García Cabeza de Vaca, Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle Maury dijeron a EL FINANCIERO que la apertura será “sólo la necesaria” pero que permita tanto a Pemex como a la CFE convertirse en empresas competitivas y que al mismo tiempo bajen costos.
 

Más allá de las propuestas de los contratos de utilidad compartida o de los contratos por licencias, García Cabeza de Vaca señaló que el modelo de los contratos será el más apegado a cada caso específico.
 
 
La propuesta intermedia es que tanto la Secretaría de Energía como la Comisión Nacional de Hidrocarburos pueda decidir y proponer el tipo de contrato adecuado para cada uno de los casos y las áreas de que se trate.
 
 
“Será lo que más convenga al Estado mexicano”, puntualizó García Cabeza de Vaca.
 
 
 
Los puntos irreductibles
 

De acuerdo con los legisladores consultados, el dictamen que se construirá este fin de semana busca la modernización de las empresas y no tiene ninguna intención de desmantelarlas como han presumido los opositores al tema.
 

Ante ese panorama, el secretario de la Comisión de Energía de la Cámara alta, Salvador Vega Casillas, puntualizó que la bancada del blanquiazul quiere en el dictamen final esquemas transparentes de “confianza” y “certidumbre” para los inversionistas en el sector petrolero y eléctrico.
 

Ello, expuso el legislador, a partir del fortalecimiento y las nuevas facultades que se le otorgarán a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).
 
 
Hay avances en los temas del Fondo soberano; del nuevo régimen fiscal de Pemex, en el concepto de la empresa pública y productiva.
 
 
A unas horas de que las comisiones dictaminadoras de conozcan un primer borrador del dictamen, el panista confirmó a EL FINANCIERO que la idea es que a los órganos reguladores se les dote de autonomía de gestión y presupuestal, así como personalidad jurídica propia, ya que estos organismos son los que llevarían a cabo todo el proceso de licitación y de contratación en el sector energético.
 

Al respecto, el panista Jorge Luis Lavalle Maury puntualizó que en la sesión de hoy de las comisiones unidas de Energía; Puntos Constitucionales; y Estudios Legislativos Primera conocerán la contrapropuesta que presente el PRI a los “puntos irreductibles” que planteó el grupo parlamentario del PAN para avanzar a una “reforma energética integral”.
 

Advirtió que el blanquiazul no aceptará la propuesta de avanzar hacia un modelo contractual de “contratos de utilidad compartida”, porque “realmente se le tiene que dar toda la flexibilidad al Estado mexicano para que pueda elegir el modelo contractual que más le convenga”.