Archivo

Naufraga arribo de cruceristas en el primer semestre del año

07 febrero 2014 5:54 Última actualización 15 agosto 2013 8:31

[En el primer semestre, 2 millones 557 mil visitantes llegaron al país vía crucero. / Cuartoscuro / Archivo]   


 
Antonio Sandoval
 
Las líneas de cruceros internacionales reportaron su menor flujo de visitantes al país en los últimos 11 años.
 
No obstante que los ingresos por turismo tuvieron un balance favorable en el primer semestre del año, el desempeño no fue homogéneo, ya que en algunos casos hubo, incluso, un fuerte descenso de visitantes.
 
En el caso concreto de las líneas de cruceros internacionales destaca que en el primer semestre del año llegaron al país 2 millones 577 mil 522 visitantes por esta vía, lo que representa desde 2002, cuando se registró un total de 2 millones 522 mil 931 arribos.
 
Si se compara con lo reportado en el primer semestre de 2012, existe un descenso de 10.85 por ciento; pero con respecto al flujo máximo de turistas que arribaron a México en crucero durante un primer semestre, mismo que se dio en 2007 con un total de 3 millones 998 mil 157 personas, la caída es de 35.5 por ciento.
 
En el primer semestre del año, el porcentaje de turistas por crucero respecto del total representó 22.1 por ciento, lo que en su caso fue la tasa más baja en 13 años.
 
En el análisis destaca de manera especial el sexto mes del presente año, cuando los visitantes que ingresaron al país por vía marítima se desplomaron a un total de 216 mil 628 personas, 50 por ciento menos respecto a mayo, cuando fueron 437 mil 227 viajeros.
 
La cifra de ingresos de turistas en crucero durante junio es la más baja en cuatro años para un mismo mes, pues en junio de 2009 totalizaron 173 mil 803 ingresos, sólo dos meses después de que el número de visitantes por dicho medio se desplomó a causa de la epidemia de influenza a un nivel no visto desde principios de la década de los ochenta del siglo pasado, apenas 27 mil visitantes.
 
No obstante las cifras del segundo trimestre del año, en realidad México dista mucho de ser una potencia mundial en el crucerismo; en los primeros seis meses del año los flujos totales en dicha actividad significaron apenas 2.9 por ciento de los ingresos del turismo nacional.
 
Pero precisamente es en los segmentos turísticos de bajo desarrollo en los que el país tiene las mejores oportunidades, considerando que el turismo mundial no sólo está determinado por los atractivos que ofrecen las regiones o países, ni por los costos, sino por factores como el servicio en sus diferentes facetas (trato, alimentos, higiene, etcétera), o la seguridad y las promociones nacionales e internacionales.
 
Así, lo que se ve en el turismo que arriba al país por medio de cruceros es un estancamiento con tendencia a la baja.