Archivo

Moody's mantiene sin cambio calificación de México pese a reformas

07 febrero 2014 5:54 Última actualización 14 agosto 2013 14:13

 [Mantendrá la calificación soberana de México en su nivel actual de Baa1/ Bloomberg] 


Notimex
 
Moody's mantendrá la calificación soberana de México en su nivel actual de Baa1 con perspectiva estable, pese a las reformas en proceso, pues aún no tiene elementos para concluir que estas se aprobarán y que su ejecución contribuirá a un mayor crecimiento económico para el país.


El director general de Moody's México, Alberto Jones Tamayo, precisó que, antes de tomar una acción, la calificadora internacional tendrá que evaluar el efecto que pueden tener las reformas estructurales sobre el riesgo crediticio de la deuda del gobierno mexicano.


"Nosotros no asumimos ni tenemos elementos que nos permitan concluir que se van a dar las reformas, y se van a dar en la magnitud que conducirían a que haya un mucho mayor crecimiento económico para el país", añadió.


En una rueda de prensa organizada por el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) recordó que la calificación de Moody's a la deuda soberana de México es de Baa1 con perspectiva estable, la más alta que tiene el país.


"Si nosotros creyéramos que las reformas se van a dar de la mejor manera para asegurar que la tasa de crecimiento del ingreso per cápita ha cambiado de manera sostenida, ya habríamos cambiado la perspectiva de la calificación", subrayó.


Comentó que Moody's no está esperando la aprobación de otras reformas como la energética o la hacendaria para tomar una decisión sobre la nota soberana de México, pero si se dan las agregará a su evaluación, y "de no darse, seguimos en Baa1, que de por sí es una calificación muy alta".


Subrayó que primero hay que esperar a que las reformas planteadas se aprueben y luego ver su magnitud, profundidad y ejecución, y si eso conduciría a que haya un mucho mayor crecimiento económico para el país.


Al respecto, destacó que las tasas de crecimiento económico de México en los últimos tres años ya muestran un nivel consistentemente por arriba de 3.5%, y hay que analizar si el crecimiento potencial del país ha aumentado "después de una mediocridad pasmosa de niveles de 2.0 y 2.5%", independientemente de que haya reformas.


"Si se dan las reformas y depende de qué magnitud y profundidad y cómo se ejecuten, es probable que esos números incluso sean mejores, pero en ausencia de esos números el mero hecho que esos últimos tres años hubo un crecimiento sostenido por encima de 3.0%, nos ha puesto a pensar sí México realmente ya se desplazó", abundó.


Jones Tamayo se reservó opinar sobre la iniciativa de reforma energética que presentó el Ejecutivo Federal el lunes pasado, porque aún se trata de una propuesta que tiene que negociarse con los diferentes partidos políticos y aprobarse con eventuales cambios.


No obstante, dijo, cualquiera que sea el resultado, "seguramente será favorable para la empresa (Pemex) y probablemente por el lado de la energía eléctrica también sea favorable para mejorar los costos en el largo plazo para las empresas en México, de darse".


Apuntó que Moody's tiene que evaluar el efecto que puede tener esta reforma en el riesgo crediticio de la deuda del gobierno mexicano, y en caso de que se apruebe ver su nivel de profundidad, además de que tendrá que ir acompañada de la reformas fiscal, la cual coincidirá con la presentación del paquete económico para 2014.