Archivo

Monex reduce hasta 0.5% su estimación de PIB para 2013

07 febrero 2014 5:52 Última actualización 21 agosto 2013 12:38

[Considera que las reformas podrían generar una mejora en las calificaciones soberanas/Bloomberg] 


Notimex
 
Monex grupo Financiero redujo hasta 0.5% de 2.1%  previo, su estimación de crecimiento económico de México para el cierre de 2013, ante la falta de indicios de que habrá una mejora relevante durante la segunda mitad del año.

Este es el estimado más bajo del mercado, luego de que ayer la Secretaría de Hacienda redujera de 3.1 a 1.8% su expectativa del Producto Interno Bruto (PIB) para todo este año.

A decir de Eduardo Ávila, subdirector de Análisis y Estrategia Bursátil de la institución, esta estimación está línea con la expectativa de los analistas, toda vez que los últimos datos macroeconómicos de Estados Unidos no se ven tan bien "por lo que no hay indicios de que habría una mejoría en lo que resta del año".

Así como por el impacto del modesto crecimiento del sector industrial en Estados Unidos -en donde se espera crezca de 1.5 de un estimado previo de 1.8% - en el sector maquilador y exportador nacional, señaló en conferencia de prensa.

En su opinión, la recesión en México se debe al estancamiento de la economía estadunidense en sectores que transmiten directamente el crecimiento al país, por lo que la debilidad en las manufacturas y producción industrial en general, ha generado que las exportaciones mexicanas presenten deterioro.

Un ejemplo de ello, señaló, es que en 2012 la producción industrial en Estados Unidos creció a una tasa de 3.7%, mientras que en lo que va de este año, esta tasa se ha reducido a niveles de 2.3%, lo que ha afectado a la economía mexicana a través del sector industrial (exportador).

Enfatizó que la relentización del país vecino del norte ha generado un escenario de mayor deterioro en la economía mexicana, panorama que se ha dado en paralelo a una menor inflación, que podría finalizar este año en 3.4%.

No obstante, destacó que la menor inflación y el deterioro en la economía ampliarían el margen de maniobra para una baja de tasas por parte del Banco de México y agregó que una reforma fiscal que no distorsione de forma significativa el panorama de precios para el mediano plazo, será clave para una política más laxa.

Respecto a las reformas consideró que estas podrían generar una mejora en las calificaciones soberanas de México, aunque en el caso de la financiera, se prevé que en el corto plazo afecte los márgenes de las instituciones, lo que será compensando en el mediano plazo por un mayor volumen de crédito.