Archivo

Monedas emergentes se hunden por cambios en flujos de capital

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 20 agosto 2013 10:9

[Moneda de la India registra caída de 6.1%/Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 

La cercanía de una modificación en la dirección de la política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos ha traído como resultado un mayor castigo para las monedas de naciones emergentes. La lista de bajas en términos reales durante el periodo comprendido entre mayo y julio del presente año la encabeza la moneda brasileña con el 9.7%, seguido de las pertenecientes a Sudáfrica, la India y Turquía, las cuales registraron caídas de 7.0, 6.1 y 5.0% en cada caso.

El peso mexicano ocupó el séptimo lugar como una las monedas más afectadas negativamente al perder 4.5% de su poder adquisitivo en el periodo de referencia, de acuerdo a estadísticas de 61 países publicadas por el Banco de Pagos Internacional.

La pérdida de valor del peso todavía se ha extendido en agosto. Hasta ayer, lleva acumulada una caída de 2.10% en términos nominales frente al dólar. Este comportamiento sigue estando determinado por el alza en las tasas de interés en el principal socio comercial de nuestro país, la desaceleración de las exportaciones y el bajo dinamismo de la economía mexicana, entre otros.

Las fuerzas que empujan a la baja al peso no han podido ser compensados, hasta ahora, por las expectativas favorables despertadas por las reformas estructurales, como la propuesta para el sector energético, entre otras.

El retroceso del peso no lleva por el momento a prender los focos amarillos, dado que con base a las cifras publicadas por el Banco de Pagos Internacional (BIS por siglas en inglés), presenta una marginal sobrevaluación del 2.1%, tomando como referencia el año del 2010. Dicha cifra está muy por debajo del más del 30% que escalado en otras ocasiones.

De seguir la tendencia alcista en las tasas de interés en los Estados Unidos, lo que es altamente probable que ocurra, podría provocar cambios más fuertes en lo flujos de capital, intensificando las presiones bajistas y de una mayor volatilidad sobre las monedas emergentes, a lo que no será ajeno México.

A nivel de América Latina, el peso mexicano es la segunda moneda más fuerte después de Perú. No muy lejos se encuentran las de Chile y Colombia. En tanto que las que presentan una mayor debilidad son la de Brasil y Argentina.

Mención aparte es el caso de Venezuela, cuya moneda es la más sobrevaluada con el 36.03%.

Después del país sudamericanos, la moneda más fuerte la encabeza China, la segunda mayor economía del mundo, la cual alcanzó en el pasado julio un nivel de sobrevaluación sin precedente de 17.2% de acuerdo al año base del 2010 tomado por el BIS. Por su parte, la divisa que más barata es la de Japón con el 23.4%.

En el mundo hay dos políticas cambiarias encontradas. Por un lado, la de china que está pasando de un modelo exportador a uno donde el mercado interno tenga un mayor predominio, lo que ha implicado pasar de una moneda subvaluada a otra sobrevaluada. En tanto que Japón, en su lucha por salir de la deflación, está revalorando su mercado exportado como motor del crecimiento económico, para lo cual está recurriendo a un abaratamiento de su moneda.