Archivo

México y Brasil, sin espacio para la rivalidad: Meade

12 febrero 2014 4:22 Última actualización 17 mayo 2013 8:39

[José Antonio Meade. Foto: Braulio Tenorio] EL FINANCIERO entrevistó al canciller mexicano, quien descarta un TLC con este país, por el momento. 


 
Roxana González García
 
Con la economía más pujante de la región, Brasil se ha convertido en el nuevo objetivo para las inversiones mexicanas, por lo que la administración del presidente Enrique Peña Nieto busca impulsar la relación con el gigante de América del Sur y dejar de lado la rivalidad que marcaron los gobiernos anteriores, aunque sin pensar por el momento en un tratado de libre comercio (TLC).
 
En entrevista con EL FINANCIERO, el secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña -quien hoy inicia una visita de trabajo a Brasilia- aseguró que la relación con el país suramericano tiene un gran potencial que no se ha explotado, ante lo que se iniciará la búsqueda de "espacios de interés común" que permitan un diálogo político y económico más cercano y maduro.
 
Sin embargo, descartó la posibilidad, por el momento, de negociaciones formales para alcanzar un TLC entre ambas naciones. "México es uno de los inversionistas más importantes en Brasil, incluso por encima de China y tiene una presencia cercana, además de una relación fraternal y de mucho aprecio, pero en esta etapa la relación descansará sólo en que se identifiquen espacios de interés común que generen vínculos empresariales específicos", dijo.
 
Convencido de que ya "no hay espacio para la rivalidad" que marcó los vínculos bilaterales, con episodios como la reducción de cuotas de exportación para la industria automotriz mexicana en el marco del Acuerdo de Complementación Económica (ACE 53), Meade aseguró que en la medida en que se puedan consolidar mayores vínculos de acercamiento, ello permitirá una inclusión más exitosa de Latinoamérica como bloque mejor integrado y coordinado frente al resto del mundo.
 
Estamos convencidos -añadió- de que América Latina requiere de ambos países, de que tengamos una buena relación y de que se estrechen los vínculos entre nuestras naciones, definitivamente no hay espacios de rivalidad en la medida en que Brasil ha sido para México un destino importante de inversión extranjera y un socio comercial relevante.
 
Insistió en que dado el tamaño de las economías mexicana y brasileña, el intercambio comercial, turístico y cultural que hasta ahora se ha establecido no está a la altura que debiera.
 
"Estamos tratando de diseñar una agenda que permita contar, por la vía de la promoción comercial, turística y cultural, con una relación más cercana que implique mayores elementos de prosperidad para México y Brasil", enfatizó.
 
Prioridades
 
Reconoció asimismo que otra de las prioridades de México en América Latina es la Alianza del Pacífico -en la que participa con Colombia, Chile y Perú-, que consideró uno de los espacios más dinámicos y de mayor esfuerzo de coordinación y diálogo para promover el intercambio de mercancías, bienes y personas.
 
"Sin duda se trata de un espacio de integración valioso, con economías que han venido trabajando en líneas muy similares, que se pueden complementar muy bien y que pueden ofrecerse un mercado con mayores elementos de flexibilidad, por lo que vale la pena seguir trabajando", dijo Meade.
 
Durante la entrevista, el responsable de conducir la política exterior habló además de la relación de México con su vecinos del norte, Estados Unidos y Canadá, que consideró "aliados clave" en las negociaciones del Acuerdo Estratégico TransPacífico.
 
Además, recalcó que la lucha entre México y la Unión Americana contra el narcotráfico "no ha terminado" y por el contrario, se está ajustando a las necesidades actuales. "La seguridad es un tema que nos preocupa a todos en la región, porque sólo en un entorno seguro nuestras economías irán floreciendo", aseveró.
 
Destacó, no obstante, que en la medida en que se ha avanzado para atacar de raíz muchos de los problemas relacionados con el narcotráfico y el crimen organizado, la colaboración tendrá que evolucionar.
 
Experiencia
 
Aseguró que la Iniciativa Mérida, que México negoció con Estados Unidos en 2008 contra el narcotráfico y el crimen organizado, continuará como un elemento importante en el intercambio de experiencias y de capacitación, aunque la forma específica de su aplicación será adecuada a los objetivos del gobierno mexicano y los avances que se han logrado, para hacer este mecanismo más eficiente y ordenado.
 
Garantizó que existe un compromiso claro por parte de la Casa Blanca para mejorar el diálogo en materia de seguridad, y evitar así que se repitan escenarios como el que generó la operación secreta Rápido y Furioso, de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, que permitió la entrada deliberada de armas a México que acabaron en manos de los carteles del narcotráfico. "Existe un compromiso claro, la investigación sobre este caso sigue su curso y México continúa al pendiente", dijo.
 
Sobre el tema de la reforma migratoria en EU, Meade aseguró que a pesar de que se trata de un asunto de política interna, el gobierno mexicano ha aportado información para identificar áreas de oportunidad conjuntas, así como para mejorar las posiblilidades de establecer una frontera más segura y moderna.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.