Archivo

México sigue siendo un país de baja inflación: Videgaray

06 febrero 2014 3:50 Última actualización 10 enero 2014 17:12

[Manifestó su optimismo sobre la economía en 2014 ante el mejor desempeño que presenta EU y las reformas estructurales./Cuartoscuro]


 
Notimex
 
El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, aseguró que "México sigue siendo un país de baja inflación", a pesar del impacto que tendrá la reforma hacendaria en los precios al consumidor.



 Al participar en el Seminario de Perspectivas Económicas 2014: "Las Reformas estructurales", organizado por el ITAM, el funcionario reconoció que los cambios estructurales generarán un repunte en la inflación.
 
 Comentó que además hubo factores adicionales que contribuyen a este incremento como el alza en la tarifa del metro en el Distrito Federal, sin embargo, insistió en que "México sigue siendo un país de baja inflación y con expectativas de baja inflación".
 
Asimismo,  manifestó su optimismo sobre la economía en 2014, ante el mejor desempeño que presenta Estados Unidos y las reformas estructurales.
 
Al reiterar su estimado de crecimiento para este año, de 3.9 por ciento, el titular de la dependencia, Luis Videgaray destacó que ya se observa una mejora en las exportaciones mexicanas manufactureras y de la industria de manufactura.
 
"La buena noticia para 2014, que es un motivo para estar optimistas, es el dinamismo de la economía de Estados Unidos, y estamos viendo ya el impacto en el crecimiento de nuestras exportaciones manufactureras y de la industria manufacturera en general", aseveró.
 
El funcionario reconoció que otro factor que influyó en el menor crecimiento económico del país durante 2013 fue la contracción en el sector de vivienda, el cual comienza a mostrar signos de mejoría excluyendo el desempeño de las grandes desarrolladoras emproblemadas.
 
"Hay perspectivas mejores de crecimiento para 2014", aseguró, al tiempo que resaltó los beneficios de las reformas estructurales, periodo que ahora toca concluir el proceso con las leyes secundarias y que el gobierno implemente con éxito dichos cambios.