Archivo

México seguirá apostando a las reformas estructurales

12 febrero 2014 4:58 Última actualización 21 marzo 2013 9:18

[Edgar López] Desde el Bloomberg Mexico Economic Summit. 


 
Nelly Acosta
 
Nadie lo pone en duda: México vive un momento de optimismo financiero, pero la única forma de aprovecharlo será con el impulso de más reformas, como la energética y la hacendaria.  
 
Así explicó Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público, quien asegura que la falta de crecimiento sostenido y sobre todo, de estabilidad, es lo que ha impedido que México crezca como debería.
 
"La reforma hacendaria ya se prepara para el segundo semestre de este año", prometió durante su presentación en el Bloomberg Mexico Economic Summit, evento patrocinado por EL FINANCIERO. 
 
"El impulso de todos los cambios de fondo permitirían que México creciera  en el orden de 5% cada año y de manera sostenida", explicó.
 
Para este año, la meta es crecer 3.5%, un nivel ligeramente superior a lo registrado en años anteriores, cuando se creció en el orden del 2%. "Pero esto no es suficiente. La meta es registrar un déficit de cero", agregó.
 
¿Qué cambios estructurales promete el actual gobierno?  
 
1. Incentivar el mercado laboral. "Ya se llegó a una acuerdo para acordar una reforma laboral y según el Banco de México sí tendrá un efecto positivo en la economía", dijo el secretario.
 
2. Elevar la calidad de la educación en el país. Ya es una realidad, y para Videgaray, sus efectos positivos no se reflejarán en los próximos trimestres pero sí en las próximas décadas, pues permitirá revertir uno de los grandes problemas que enfrenta el país.
 
3. Impulsar la competencia económica. De acuerdo con el secretario de Hacienda, México tiene los niveles más bajos respecto a otros países, lo cual ya no es aceptable. "De ahí la importancia de llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas", dijo.
 
4. Mayor acceso al financiamiento bancario. Y es que aunque la banca mexicano ha demostrado su estabilidad frente a los problemas coyunturales, es la que menos presta en el mundo: alrededor del 26% del PIB, mientras que en otros países latinoamericanos va por arriba del 50%. La idea es que micro y pymes tengan formar de obtener financiamiento para la formación de capital fijo.
 
5. Se necesita energía más barata y de más calidad, sobre todo para las Pymes, según Videgaray. De ahí la necesidad de impulsar una reforma energética que no deberá partir de un principio ideológico nadamás. "No se privatizará Pemex ni las reservas, pero sí debemos tener la flexibilidad para aprovechar las oportunidades que ahora se tienen", dijo
 
6. Mayor inversión en infraestructura.
 
7. Impulsar la reforma hacendaria. "México tiene un sistema tributario que recauda menos de lo que debería, así no podremos cumplir todas las obligaciones que tenemos como gobierno", explicó. Y prometió que se buscará que el sistema de recaudación no sea tan complejo para que no afecte la productividad, y sobre todo, que sea más justo.