Archivo

México podría asumir el liderazgo de AL

10 febrero 2014 4:45 Última actualización 11 julio 2013 6:24

[Cuartoscuro]


 
 
Axel Sánchez
 
 
Las reformas estructurales harán que México asuma el liderazgo económico en América Latina para 2015, aprovechando que Brasil no ha podido debatir cambios a sus leyes para impulsar su competitividad, coincidieron analistas y empresarios en la Bloomberg Mexico Conference.
 

Desde Nueva York, los especialistas concluyeron que la nación sudamericana está abusando de su confianza por el crecimiento económico exponencial que ha tenido en los últimos 15 años, por lo que no ha logrado responder de forma correcta ante los embates exteriores.
 
 
Claudio Loser, presidente y fundador de Centinnal Group, comentó que Brasil tiene un gobierno intervencionista en su economía, mientras que México ha tenido un enfoque más inteligente y abierto, lo cual permite el debate. “Las exportaciones de la nación sudamericana en su mayoría son de productos primarios, mientras que el país es en su mayoría manufactura, eso habla de un síntoma de apertura”, dijo.
 
 
Eduardo Ceped, presidente de JP Morgan en México, indicó que el país crecerá al mismo tiempo que se den las reformas estructurales para recibir mayor número de inversiones que potencien la economía de la nación.
 
“El país tiene una gran posición macroeconómica en el mundo, cuenta con todos los ingredientes necesarios para crecer, sólo no tiene que relajarse para seguir trabajando muy fuerte y estamos confiados en que la administración de Enrique Pena Nieto lo lograra; México es un gran mercado”, abundó.
 
Gabriel Casillas, economista en jefe y director de Análisis Económico de Banorte, apuntó que México se encuentra en una posición preferente, pero remarcó también dependerá su crecimiento del mercado internacional.
 
 
Apuntó que a pesar de que México cuenta con una posición preferente, aún sigue estando divida la región de América Latina en dos partes: Brasil y el resto de los países.
Grey Newman, economista en jefe de Morgan Stanley en Latinoamérica, dijo que México podría bajar el paso en su economía en 2014, pero si se dan las reformas será en 2015 cuando pase a un mejor pronóstico.
 

A pesar de que auguraron un mejor futuro para la economía mexicana, los participantes en la conferencia también concluyeron que la reforma energética es necesaria para impulsar las inversiones en el país y potenciar un sector que se ha comportado por debajo de las expectativas.
 

Héctor Moreira, miembro del consejo de Pemex, consideró que México necesita inversión para abrirse a la competencia global, y el Pacto por México tiene como fin hacer más competitivo al sector. Resaltó que hay muchos sectores donde se pueden inyectar capital privado, los cuales generarían que la paraestatal tuviera una mejor perspectiva, y con ello impulsar la economía nacional.
 
Guido Cerini, director gerente de Credit Suisse, dijo que el gobierno mexicano está consciente de las necesidades del sector energético mexicano y que la solución está por medio del dinero privado, “esta reforma se tiene que dar, pues es algo necesario".
 

“Es importante que el país impulse este sector si quiere generar un mejor futuro para su economía, y para ello no solo es necesaria la reforma energética, sino también la fiscal”, remarcó.