Archivo

México, fuera de la lista de países con periodistas muertos por primera vez en 10 años

06 febrero 2014 7:0 Última actualización 30 diciembre 2013 13:21

  [El CPJ indicó que aún investiga la muerte de 3 periodistas mexicanos./Cuartoscuro] 


 
Agencias

NUEVA YORK.- El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) difundió el lunes el reporte anual sobre los periodistas muertos, resaltando el caso de México, donde por primera vez en una década no se registraron casos de comunicadores caídos.
 

El organismo, con sede en Nueva York, destacó que en el listado que presentó no se tiene registro de periodistas mexicanos fallecidos realizando su labor.
 

Sin embargo dijo que investiga la muerte de tres de ellos: Alberto López Bello, del Imparcial y Radiorama en Oaxaca; Daniel Alejandro Martínez Balzaldúa, de Vanguardia en Saltillo y Jaime Guadalupe González Domínguez de OjinagaNoticias en Ojinaga.
 

"El hecho de que haya un número menor de periodistas que el CPJ pudo clasificar como confirmados en represalia directa por su labor no significa que la situación de libertad de prensa haya mejorado en América Latina. Por el contrario, creo que todavía sigue siendo muy riesgoso el ejercicio del periodismo, por distintos factores, en América Latina", indicó Carlos Lauría, coordinador del programa de las Américas para el Comité.
 

El reporte reveló que un total de 70 periodistas murieron en 2013 en el mundo debido a su trabajo.
 
En este sentido, el organismo destacó que Siria mantuvo su posición como el país con el mayor número de periodistas caídos en el ejercicio de la profesión en 2013, con 29, seguido por Irak y Egipto, con 10 y seis comunicadores ejecutados, en forma respectiva.
 
En cuarto y quinto puesto de la lista fueron ubicados Paquistán y Somalia, donde se reportaron cinco y cuatro casos fatales en 2013.
 
Cabe señalar que el CPJ resalató que Brasil es uno de los países latinoamericanos más peligrosos para los periodistas: tres murieron allí en 2013 debido a su trabajo, seguido de uno en Colombia.
 

En Brasil, la mayoría de las muertes de periodistas ocurren fuera de zonas urbanas y cuando se tocan temas relacionados con el crimen, la corrupción política y el narcotráfico.
 
En Colombia, Edison Alberto Molina murió en Puerto Berrío el 11 de septiembre tras recibir cuatro disparos en la cara. Berrío presentaba un programa en la emisora de radio Puerto Berrío Stereo, donde a menudo acusaba al gobierno de corrupción, señaló el CPJ.
 

Además de la cifra total de 70 periodistas caídos en 2013, el CPJ investiga las muertes de otros 25 con el fin de determinar si tuvieron relación con la labor periodística que realizaban.
 

El CPJ elabora su lista de periodistas muertos desde 1992 y sólo incluye como confirmados a los que murieron debido a represalias directas por su labor, en situaciones de fuego cruzado o realizando coberturas en un ambiente hostil. Si el motivo de la muerte no está claro, queda como no confirmada.

Con información de AP y Notimex