Archivo

México, entre los 5 países que registran caída en recepción de remesas

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 12 diciembre 2013 5:30

 [Para el 2013, las remesas caerán 5.5% / Arturo Monroy / El Financiero] 


 

Jeanette Leyva Reus
 
 

México será uno de los cinco países que registrará una caída en la recepción de remesas familiares ante la alta tasa de desempleo que muestran los migrantes de origen nacional en Estados Unidos, por lo que por segundo año consecutivo se ubicará en el cuarto lugar como receptor de remesas en el mundo.
 

Israel, Kosovo, Francia y Albania, junto con México, tuvieron en este año tasas negativas de crecimiento en sus remesas, según el reporte “Situación Migración” realizado por BBVA Research.
 

Al cierre de este año, India y China serán los líderes en la recepción de remesas, mientras que Filipinas ocupará el tercer puesto con 26 mil millones de dólares.
 

A nivel mundial, los flujos por remesas crecerán 5.8 por ciento en el 2013, para alcanzar en el año 549 mil millones de dólares.
 

La situación de México a nivel mundial será difícil que se modifique el próximo año, indicó Carlos Serrano, economista en jefe para México de BBVA Research.
 

En 2006, el país presentó un crecimiento de las remesas cercano al 16 por ciento, pero tras la crisis no ha vuelto a registrar los niveles superiores a 26 mil millones de dólares como ocurrió en 2007, incluso en 2009 registró una disminución ligeramente mayor al 15 por ciento y en 2001 creció siete por ciento.
 

En 2012 y en este año, el país registró disminuciones en el envío, por lo que la previsión es que en 2013, las remesas se ubiquen entre 21 mil 200 y 21 mil 400 millones de dólares, cifra por debajo de las remesas que se recibieron en años previos a la crisis financiera internacional.
 
 

En América Latina y el Caribe, las remesas crecerán 2.5 por ciento en este año respecto al 2012, el incremento más bajo a nivel regional, donde los flujos alcanzaran 61 mil millones de dólares que para el 2014 crecerán 11 por ciento.
 

Serrano, detalló que a partir del próximo año, las remesas familiares se incrementarán entre un 5 y 6 por ciento.
 

Esto, a consecuencia de los resultados favorables que se empiezan a presentar en algunos sectores de la economía estadounidense en donde tradicionalmente los migrantes mexicanos laboran en el vecino país.
 

De acuerdo con el reporte de BBVA Research, la tasa de desempleo de los migrantes mexicanos ha empezado a moverse a la baja de forma importante y está cercana al promedio nacional entre los meses de julio a octubre que fue de 7.3 por ciento, esto porque los sectores en donde se emplea a cerca del 60 por ciento de los migrantes mexicanos, como son hostelería y esparcimiento, construcción, manufacturas y comercio empiezan a ganar terreno.
 

Sin embargo, un factor que afecta a los mexicanos, es el hecho de que la mayor creación de puestos de trabajo son para individuos con mayores niveles de escolaridad, y los connacionales son los que tienen los niveles educativos más bajos, además de que las leyes antiinmigrantes afectaron el empleo, pues se presentaron en ciudades con mayor población de mexicanos.
 

Los recursos enviados por los connacionales, son principalmente para invertir en la compra de una casa, ya que tienen la expectativa de regresar al país, el resto de los recursos son para cubrir las necesidades básicas de las familias de los migrantes.