Archivo

México debe "atesorar" su estabilidad macroeconómica

12 febrero 2014 5:0 Última actualización 29 abril 2013 8:16

 [Archivo] El sistema financiero vive un buen momento, afirma Arrigunaga. 


Jeanette Leyva / Adriana Rodríguez - Enviadas
 
 
Acapulco, Guerrero.- La disciplina fiscal y la responsable conducción monetaria han permitido que México mantenga desde hace un prolongado periodo una estabilidad macroeconómica, activo que se debe "atesorar".
 
 
El crecimiento económico del país continúa siendo la asignatura pendiente, aunque hay las perspectivas de que las reformas estructurales ayuden a eliminar este tema en el corto plazo, afirmó Javier Arrigunaga, presidente entrante de la Asociación de Bancos de México (ABM).
 
 
En el marco de la 76 Convención Bancaria, donde asumió la presidencia del gremio, Arrigunaga Gómez del Campo explicó que en este entorno económico, también el sistema financiero mexicano vive un buen momento.
 
 
"La banca es uno de los sectores más abiertos a la inversión; donde llegan nuevos participantes, que pueden utilizar la infraestructura disponible de forma inmediata; con una regulación de vanguardia, institucional, y que opera en un entorno de intensa competencia."
 
 
Sin embargo, al igual que el país, que tiene pendientes, en el sector bancario la penetración del crédito es baja y un gran número de mexicanos no tiene contacto formal con el sistema, reconoció.
 
 
El director general de Grupo Financiero Banamex dijo que si bien las tasas de los créditos y las comisiones han disminuido, es una tendencia que debe mantenerse.
 
 
"El Pacto por México recoge buena parte de estas preocupaciones y establece claros compromisos para que la banca y el crédito sean una sólida palanca de desarrollo de los hogares y las empresas de nuestro país.
 
 
"La Asociación de Bancos de México suscribe los compromisos del Pacto y será un firme apoyo y corresponsable en su cumplimiento", afirmó en su mensaje de toma de protesta.
 
 
Agenda de la ABM
 
 
La agenda de la ABM, detalló, tiene 3 propósitos muy claros: aumentar la profundidad crediticia, particularmente en ciertos sectores; ampliar la inclusión, y preservar la estabilidad conseguida.
 
 
"Un sistema financiero refleja la economía que intermedia: el bajo crecimiento económico se ha traducido en una baja demanda de crédito del sector privado y, por tanto, en una mayor canalización del crédito al sector público. Además, la informalidad aleja a muchos clientes potenciales", aseguró.
 
 
En materia de inclusión financiera, la banca ha trabajado en este tema; un ejemplo es que al sumar la red de sucursales, cajeros, terminales punto de venta y corresponsales, se ha crecido a 8 veces el ritmo de la economía en los últimos 10 años, y está presente en los municipios en los que habita 94% de la población adulta.
 
 
"Para lograr una efectiva inclusión, debemos también promover los precios más bajos y competitivos que la tecnología y el mercado permitan disponer."
 
 
En materia de adopción regulatoria internacional, en México se sobresale por su anticipación, aunque la agenda de pendientes es aún amplia, pero esto servirá para que se preserve la estabilidad del sistema. 
 
 
"Destaco entre los lineamientos de Basilea III la conveniencia de establecer reservas de capital contracíclicas en caso, por ejemplo, de que el crédito crezca por encima de su trayectoria de largo plazo."
 
 
Sin embargo, advirtió que un crecimiento poco prudente del financiamiento tiene costos que dañan a los sistemas financieros, un ejemplo es lo que sucede actualmente en otros países y que en México ya se ha padecido.
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario