Archivo

México debe apostar por producción de gas shale: Lozoya

06 febrero 2014 7:20 Última actualización 16 diciembre 2013 18:10

[Lozoya pide cambios legales para combatir tomas clandestinas./Bloomberg]


 
Notimex
 
México debería apostar por la industria del gas shale, como se ha hecho en otros países, pues permitiría captar más recursos, generar empleos y bajar las tarifas de electricidad, dijo el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin.
 
Señaló que la revolución energética en Estados Unidos ha incrementado la oferta de gas natural a partir de gas lutita, pero para ello se requiere de empresas que asuman el riesgo geológico e inviertan en el sector.
 
En entrevista radiofónica, el funcionario refirió que en México se debería replicar dicho sistema, el cual ha tenido gran éxito, pero reconoció que son necesarios varios años para crear un entorno en el que compañías extranjeras puedan asociarse con empresas nacionales e incrementar la producción de gas shale.
 
Así, aunado a factores como una posible autosuficiencia energética de Estados Unidos en los próximos cinco años, así como la posible entrada nuevamente al mercado petrolero de Libia e Irán, se "debe apostar a una mayor utilización de gas como insumo energético", señaló.
 
Ello, explicó el titular de la paraestatal, ya que generar electricidad con productos derivados del petróleo, tales como el combustóleo, entre otros, es hasta cuatro veces más caro que producir electricidad con gas natural.
 
Y refirió que el precio del gas en América del Norte es de casi cuatro dólares por unidad, mientras que en Asia y en Europa es de 16 y 12 dólares, respectivamente, por lo que "México debe ver al gas como un instrumento para la competitividad de nuestra industria".
 
Lozoya Austin reconoció además que Pemex se enfrenta al reto del robo de combustible, pues a pesar de que la paraestatal "no es una empresa de seguridad, cuenta con el apoyo de las fuerzas armadas para proteger los más de 80 mil kilómetros de ductos".
 
Dijo que han implementado tecnologías que lograron detectar las fugas, pero no prevenir los robos al Estado mexicano, los cuales han registrado un aumento de casi el doble este año y generado pérdidas por más de siete mil 600 millones de pesos.
 
Como ejemplo, dijo que de enero a octubre del 2012 se reportaron mil 379 tomas clandestinas; mientras que de enero a octubre de este año se reportaron dos mil 492 robos.
 
De tal forma, señaló que las autoridades correspondientes deberían diseñar un marco legal "más agresivo" dirigido a quienes transgredan la ley y roben los recursos del Estado, lo cual reduciría en gran medida dicho problema.