Archivo

México, de los mercados que más perdió en el semestre

07 febrero 2014 6:14 Última actualización 28 junio 2013 7:25

[Cuartoscuro / Archivo] 


 
Clara Zepeda Hurtado
 
Ante el aumento de la aversión al riesgo y la reversión de los flujos de capital derivados del cambio en la perspectiva para la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, México fue de los mercados emergentes que más perdió terreno durante la primera mitad del año.
 
Pese a que el tipo de cambio abandonó ayer el soporte de 13 unidades, de acuerdo con el cierre oficial del Banco de México, la moneda nacional se deprecia en el primer semestre del año 1%, al ubicarse en la penúltima jornada de junio en 12.9981 pesos por dólar spot.
 
De haber sido de las monedas más fuertes durante el año, al haber alcanzado una apreciación de 7.07% el 9 de mayo frente al dólar, debido a sus sólidos y sanos fundamentales macroeconómicos, la divisa mexicana se vio afectada por el incremento de las tasas de los bonos del Tesoro de EU, en línea con la incertidumbre de que el banco central estadounidense comenzara a disminuir el apoyo cuantitativo en el corto plazo.
 
El peso, como el resto de las monedas emergentes, se ha venido depreciando desde que Ben Bernanke, presidente de la Fed, mencionó la posibilidad de una reducción en la compra de bonos el 22 de mayo.
 
La depreciación del tipo de cambio lo ha llevado a romper varios niveles de resistencia importantes, que ahora se han convertido en puntos de apoyo entre 12.60 y 13 pesos.
 
Sin embargo, dada la sobrecompra extrema que se ha acumulado, la propensión del peso era regresar hacia 13 unidades, cosa que ya sucedió.
 
De máximo a mínimo El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) retrocede en los primeros 6 meses del año 9.28% nominal, al situarse en 39,650.75 unidades.
 
Durante el año, el IPC se anotó 14 marcas históricas, todas ellas en enero, cuando estableció un nivel récord de 45,907.98 puntos.
 
La BMV presenta una tendencia a la baja desde el inicio del año que en los últimos días se ha acelerado, al igual que en las demás bolsas emergentes.
 
Jorge Alegría, director general adjunto de Mercados e Información de la BMV, detalló que el IPC ha registrado un importante ajuste en el año, debido a que el índice ofreció uno de los mejores rendimientos en 2012 y los precios estaban muy elevados.
 
Asimismo, los reportes financieros de las emisoras al primer trimestre resultaron más bajos de lo previsto, por lo que el ajuste de la BMV comenzó a darse antes que los demás mercados.
 
“Estos brincos que vimos en los últimos días y el regreso a la normalidad en las últimas jornadas nos dicen que la liquidez ha funcionado bien. Hubo participantes extranjeros que vendieron, pero otros compraron.
 
“El mercado de valores mexicano sigue siendo parte de los portafolios globales.”
 
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.