Archivo

México, con la tercera inflación más alta en la OCDE

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 03 septiembre 2013 12:21

[Esta alza en la inflación obedeció al aumento de los precios de la energía/Bloomberg] 


Notimex
 
En julio de este año México se ubicó como el tercer país con la mayor inflación en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sólo debajo de Turquía e Islandia.

A pesar de la fuerte reducción que tuvo la inflación anual en México, de 4.1% en junio a 3.5% en julio de 2013, ésta fue superior al promedio de la OCDE en el séptimo mes del año, de 1.9%.

El organismo internacional refirió que la inflación anual de México en julio se debió sobre todo al alza de 7.3% en los precios de la energía, mientras que los precios de los alimentos se incrementaron 3.7%.

En su reporte mensual, informó que la inflación anual para el conjunto de 34 países que integran la OCDE fue de 1.9% anual en julio de 2013, ligeramente superior a la de 1.8% en junio pasado.

Explicó que esta alza en la inflación obedeció al aumento de los precios de la energía, a 4.5% en julio desde 3.4% en junio, y de los precios de los alimentos, a 2.2% desde 2.0% en el mismo lapso.

En tanto, la inflación subyacente en la OCDE, que excluye los precios de los alimentos y los energéticos, se mantuvo estable en 1.5% anual en julio de este año, expuso.

En el séptimo mes, los países de la OCDE con mayores tasas de inflación anual fueron: Turquía 8.9%, Islandia 3.8%, México 3.5%, Estonia 3.4%, Holanda 3.1%, Noruega 3.0% y Reino Unido 2.8%.

En contraste, sólo Grecia registró una baja en los precios al consumidor durante julio pasado, de 0.7%, mientras que Suiza tuvo una nula variación.

A su vez, reportó, los países con bajas tasas de inflación anual fueron: Suecia 0.1%, Dinamarca 0.7%, e Irlanda, Japón y Nueva Zelanda, con 0.7%, cada uno.

En su comparación mensual, los precios al consumidor en el área de la OCDE aumentaron 0.1% en julio de 2013.

Al interior del Grupo de los Siete (G7), agregó, los precios al consumidor subieron 0.5% en Alemania, 0.2% en Japón y 0.1% en Canadá; mientras que bajaron 0.3% en Francia. En Italia, Reino Unido y Estados Unidos los precios se mantuvieron estables.